Con Eddie Edwards de The Vibrators: “El punk se preocupa por sus semejantes”

Entrevistas
Con Eddie Edwards de The Vibrators: “El punk se preocupa por sus semejantes”
Texto: Carlos Noro

Aunque hayan pasado más de treinta años el punk del ´76 parece estar vivo en The Vibrators que a pesar del tiempo y de los cambios de formación todavía mantiene el espíritu que los hizo estar en el aquí y el ahora de uno de los movimientos musicales que influenció y aún influencia a generaciones que siguen el manual de cuatro acordes y rebeldía que ellos inventaron.

The Vibrators se presentan el 31 de mayo en Uniclub.

El primer disco de ustedes (Ndr. Pure Mania) y el último (Ndr. Energize) a pesar de estar separados por 25 años parecen hablar de la necesidad de moverse y expresarse. ¿Es el punk despertar a los que están dormidos?

Yo espero que sí. Cuantas más personas se metan en esta emocionante música, mejor. El mensaje es el mismo “no te quedes ahí sentado, apoya la escena y ayudá a todas las bandas”. Me hacés dar cuenta de que Energize fue hace mucho tiempo. La verdad se siente mucho menos (risas), pero desde entonces hemos hecho muchos más álbumes que hemos disfrutado

<

 

Fuiste parte de aquellos que fundaron el punk en Inglaterra, ¿qué diferencias y similitudes hay entre el contexto social de ese tiempo y el de ahora?

Cuanto más cambian las cosas, más permanecen igual. Necesitamos enfocarnos más en salvar el planeta ahora, pero es algo que en aquel tiempo también me preocupaba. Ciento que la gente sigue siendo la misma pero de la peor manera. Un poco por eso somos punk, principalmente porque el punk rocker promedio es un espíritu honesto y libre que se preocupa por sus semejantes. Desearía que más personas pudieran ser así.

Muchos consideran 100 Club Punk Festival como el primer festival de punk en la historia, ¿sentiste que estabas haciendo algo nuevo?

No del todo nuevo, ya que en ese momento queríamos volver  sentir lo que habíamos sentido cuando escuchamos por primera vez a Little Richard o The Who, por ejemplo, pero hacerlo en nuestro propio estilo. Lo que si queríamos alejarnos de todo ese tipo de música pretenciosa como “Bohemian Rhapsody”. Nos parecía aburrida y era la música que bien arriba en las listas aquel entonces. Lo loco es que ahora también está arriba (risas)

Estuviste en 1976 cuando se formó el punk. ¿Qué era el punk en ese momento y qué es hoy?

Todavía deseo hacer una música ruidosa y emocionante para poder expresar mis propios puntos de vista y no encerrarlos en una caja. Creo en la libertad para seguir tu propio camino y ser un individuo. En eso no ha cambiado demasiado y mientras la gente quiera hacer sus propias cosas y no copiar las demás, así continuará. Cuanto más cambian, más permanecen igual. Creo que el principal mensaje es que uno tiene que crear nuevas ideas y ser creativo. No es fácil pero lo intentamos. Queremos mantener el mismo espíritu con el que empezamos y creo que todavía lo hacemos. Incluso a mi edad (risas).