Expulsados reedita en vinilo su primer disco: “Siempre tratamos de hacer la mejor canción”

Noticias
Expulsados reedita en vinilo su primer disco: “Siempre tratamos de hacer la mejor canción”
Texto: Carlos Noro | Fotos: Ph: Lucas De Quesada

En tiempos de nuevos y viejos formatos para escuchar música esta vez es Expulsados quien toma la posta de editar su primer disco y presentarlo nuevamente en sociedad. Sebastián su cantante revive los veinte años de aquel debut y nos cuenta de qué se trata su presente.

Expulsados festeja 20 años de "Expulsados" el Sábado 3 de Agosto en el Teatrito. Más info acá

-Se suele decir que hay discos que algunos discos envejecen mejor y otros peor ¿cómo se sienten con respecto a "Expulsados"?

Conserva la fuerza y la honestidad. Se refleja la inexperiencia del momento pero le da una carga de nostalgia que para algunos es atractiva. En definitiva es cuestión de gustos. En nuestro caso uno nunca se queda uno conforme cien por ciento con lo que hace. Cada disco es una foto del momento de la banda con sus aciertos y errores pero siempre las fotos son reales y siendo quienes somos. El primer disco marco un punto de salida y todo lo que vino después tomo ese punto como referencia no para anclar ahí sino para crear otras estaciones sobre la misma vía, en un mismo trayecto hacia el mismo destino.

-Me imagino que para ustedes hace 20 años sacar un disco debe haber sido toda una aventura ¿qué se acuerdan de esa época?

Fueron varios los años que transcurrieron hasta llegar al disco. Toda esa previa fue muy de abajo, a pulmón y se dejaron muchas cosas de lado por la banda. No era fácil en esa época llegar a que un sello te edite el primer disco. El boca en boca que surgió con los demos se fue dando y Expulsados fue saliendo a la luz de a poco. Cuando conseguimos tener ese primer disco lo sentimos un trofeo porque sabíamos cuánto esfuerzo hubo detrás.  Aunque se trabaje un montón para llevar adelante la banda nunca se sintió como trabajo pero siempre nos lo tomamos con responsabilidad para ser mejores en lo que hacemos.

 -Volver a ensayar el disco entero para tocarlo seguramente debe haberles generado un reencuentro con canciones que casi nunca tocaban ¿cuáles fueron? ¿Por qué? ¿Qué tienen de bueno esas canciones?

Expulsados varia la lista de temas en cada show. Creo que es darle un recital distinto a nuestro público cada vez que vienen y hace que la banda se entretenga más sin caer en la costumbre. De ese disco en particular, hacemos siempre varias. "Corona de espinas", "Paso los canales" y alguna otra pueden ser las que menos tocamos porque nos piden otras pero, para esta ocasión, van a estar las 14.

-El disco va a tener su versión en vinilo ¿cómo se llevan con esa tecnología? ¿Son de los que escuchan en formato físico o ya se pasaron solamente a lo digital?

Todos en la banda crecimos escuchando vinilos y cassettes. Que el vinilo sea hoy parte de una moda nos parece saludable para la música. Los formatos como el mp3 pueden ser prácticos y  de más fácil acceso pero, por lo general, se comprimen demasiado y degradan el audio. Así vamos en camino a deformar la calidad de audición de las próximas generaciones. También es bueno para nosotros que un disco lleve un concepto y un arte que puedas relacionar con las canciones y con momentos que ese disco te marco. Recuerdo pasar un montón de tiempo observando las tapas y sobres de los discos. Creemos que vale la pena que no se pierda el concepto de disco como obra.

-Luego de tantos años de carrera ¿qué te parece que le aporta Expulsados al punk argentino?

Eso es algo que no podríamos responder nosotros sino el público. Siempre tratamos de hacer una mejor canción, un mejor disco, ensayar para estar afilados cada vez que subimos a un escenario, mejorar el sonido en vivo. Este es un estilo que no es fácil de hacer sonar con claridad y  se necesita que cada instrumento encastre perfecto y esté sincronizado con los otros. La manera de ejecutar es intensa, constante y con fuerza. Es un tren que ponemos en marcha y del que no nos bajamos hasta terminar el show. Ese es el  aporte que podemos dar y si ese tren contagia, emociona, divierte o le hace olvidar un mal día a alguien, es suficiente motivo para que Expulsados siga sonando.