Con Anna Murphy de Cellar Darling: “Las canciones pueden ser diferentes en vivo”

Crónicas
Con Anna Murphy de Cellar Darling: “Las canciones pueden ser diferentes en vivo”
Texto: Carlos Noro

Los Suizos demuestran que hay una vida más allá de Eluveitie proponiendo una rara mezcla musical que inesperadamente no se remite al folk metal y que tiene en “The Spell” su última versión. Anna, vocalista y encargada del particular instrumento medieval denominado zanfona, nos cuenta de qué se trata esta etapa en la que su responsabilidad y su protagonismo es mucho más evidente que en su anterior proyecto.

Cundo Merlin (Ndr. Sutter), Ivo (Ndr. Henzi) y vos dejaron Eluviete muchos imaginaron que lo que iban a hacer juntos iba a ir para el lado del folk metal ¿Qué los unió musicalmente a partir de ese momento?

Para serte sincera, no teníamos absolutamente nada, por lo que comenzamos a escribir música sin ninguna idea establecida y sin límites. Particularmente yo no esperaba que escribiéramos folk metal ya que venimos de diferentes orígenes musicales y eso hace que nuestro horizonte sea amplio. Tal vez por eso creo que  hemos creado algo nuevo y único. Obviamente hay algunas referencias al folk metal principalmente porque incorporamos sonidos de la naturaleza y aparece la zanfona que está muy relacionada al estilo. Lo bueno es que no nos encasillamos en eso sino que lo incorporamos con un elemento más.

Me imagino que pasar de un grupo de varios miembros a un trío también debe haber sido un desafío. ¿Cómo fue ese proceso? ¿Cuáles son las ventajas de componer entre tres personas?

Al principio, para ser honesta, no fue realmente desafiante. Creo que fue muy refrescante trabajar dentro de un pequeño grupo de personas. En un grupo las cosas solo se ponen difíciles una vez que sentís que ya no estás en la misma sintonía, pero si hay muchos integrantes podés dejarte llevar por lo que otros proponen. Dentro de un trío no hay lugar a donde huir. Lo cierto es que hoy por hoy nuestro proceso de crear música es muy cooperativo y auténtico. Ivo y yo somos los principales compositores, pero siempre trabajamos juntos en la sala de ensayo o probamos cosas en el estudio con nuestro productor Tommy Vetterli. No es el proceso de una mente maestra delegando cada parte musical. Todos aportamos para que las cosas salgan lo mejor posible. Me encanta trabajar así y creo que es mucho más gratificante que lo que he experimentado hasta ahora. Sin embargo, conlleva un gran compromiso, eso es lo único ligeramente negativo al respecto.

The Spell es un álbum conceptual, una especie de oscura historia de la era moderna, ¿por qué decidiste seguir ese camino?

No decidí nada, solo me di cuenta de las ideas que tenía. No puedo forzar la música o los conceptos líricos, tienen que materializarse por sí mismos de alguna manera. Esto sucedió muy claro con relación a la historia de "The Spell": estaba de excursión, apareció la imagen de la chica que se enamora de la muerte e inmediatamente supe que esta podría ser la historia de nuestro próximo álbum conceptual. De ninguna manera soy la primera persona en tener esta idea, se basa en un motivo muy antiguo: “el de la muerte y la doncella”. Este motivo ha sido representado en el arte y la literatura desde los tiempos del Renacimiento. Quería crear mi propia historia personal con este motivo. Una fábula moderna y morbosa es el resultado de ello.

En el álbum incorporaron piano y violín, ¿qué aportaron a las canciones?

Otra dimensión. Algo que, en mi opinión, no podríamos generar solo con nuestro trío. Si siento que a una canción le falta algo, entonces quiero agregarle eso que falta, no quiero quedarme sin la posibilidad de sumar elementos que le hagan justicia a la canción solo porque nuestra formación básica es de trío. Esa sensación puede variar mucho y es algo que podés escuchar en nuestro disco: algunas canciones funcionan muy bien con muy pocos elementos, pero algunas solo necesitan sonar como un musical (risas)

Desde el punto de vista de la producción hay una búsqueda para reproducir el sonido del grupo en vivo. ¿Qué tan importante es tocar las canciones en vivo tal cual como fueron grabadas?

Aquí es donde las opiniones realmente se dividen y además creo que la respuesta está directamente relacionada con la pregunta anterior. Para mí, la canción del álbum tiene la máxima prioridad: de alguna manera quiero que sea lo mejor posible y no quiero perderme los elementos que la hacen genial si eso significa que es posible que no podamos reproducirlos todos vivo. Lo que yo pienso es que de alguna manera el show en vivo “es otra historia”. Las canciones pueden ser diferentes en vivo, se pueden reorganizar, tocar distintos, cobrar nueva vida. En nuestro caso, queremos tener la cantidad mínima de pistas de acompañamiento, que por ahora son solo algunas introducciones o coros aquí y reproducidas nosotros mismos tanto como posible. Esto incluye aprender nuevos instrumentos: verás de lo que estoy hablando en esta próxima gira.

En la era actual, las plataformas digitales reproducen canciones casi de forma random. ¿Tomaste en cuenta al hacer un álbum conceptual?

Tomamos eso en cuenta, pero no nos importó demasiado (risas). Nuestro álbum funciona mejor cuando se escucha de principio a fin y creo que la mayoría de nuestros oyentes lo entenderá. Es a ellos a quienes nos importa llegar. Creo que las canciones también funcionan muy bien por sí mismas, por lo que si una de ellas está en una lista de reproducción sorpresa mezclada debería funcionar ¿no? (risas). Como artista, creo que es importante comprender la era moderna y participar en las cosas que están cambiando, pero también creo que se trata de no rendirse a las tendencias y crear algo que sientas correcto y auténtico.

Para este álbum grabaron un audiolibro y profundizaste el aspecto gráfico, ¿por qué decidiste sumar ese material?

Cuando una banda ingresa al estudio, la tema de "¿Qué vamos a tener como material extra?" Siempre aparece principalmente porque el sello te recuerda que lo necesita para una edición especial y se convierte en algo un poco molesto, no porque no queremos hacerlo, sino porque nunca pensamos activamente en ello. Estamos tan absortos en el proceso de escribir nuestro álbum que no tenemos capacidad para otras cosas. Muy a menudo, el material extra termina siendo versiones  de algún tema o versiones instrumentales que puedan servir de complemento. Precisamente en este caso, no queríamos incluir algo en la edición especial de nuestro álbum por el simple hecho de tenerlo allí porque sentíamos que iba a ser algo que no se iba a ajustar al resto de la historia que estamos contando. El resultado fue  que tuvimos la idea de escribir toda la historia, algo lo que de todos modos estaba haciendo y grabarla como un audiolibro.

Uno de los instrumentos que más destaca en la banda es la zanfona. ¿Cómo fue el proceso de incorporarlo a la música pesada?

No es tan difícil como te imaginas. Básicamente funciona como un violín mecánico y en nuestra música tiene la "función principal" de un teclado. Suena muy único, pero podés combinarlo bien con efectos, incluso grabamos algunos solos a través de un amplificador de guitarra.

Argentina tiene una gran historia de la música folklórica con estilos como zamba, chacarera, etc. ¿Sabes algo al respecto? ¿Te interesaría conocerlos en esta visita?

Sinceramente, no sé mucho sobre el folclore argentino, aparte de zamba con la que estoy familiarizada. ¡Me encantaría experimentar más! ¡Quizás tengamos la oportunidad en esta gira!