Con el Antonio "Tano" Romano: “Las canciones de La H eran compuestas por Ricardo y por mí”

Entrevistas
Con el Antonio "Tano" Romano: “Las canciones de La H eran compuestas por Ricardo y por mí”
Texto: Carlos Noro | Fotos: Javier Rogoski

Diciembre vuelve a reunir a los Malón en el formato La “H” no murió para revisitar “Victimas del Vaciamiento” un disco clave de la historia pesada argentina y clave a la hora de rememorar los efectos del neoliberalismo en nuestro país.

En alguna nota de la época en que lanzaron “Victimas del Vaciamiento” hablaban de que aquel disco era el primero con el que se habían sentido conformes en cuanto a la producción al punto pensaban en volver a grabar el primer disco ¿Cómo lo ves a la distancia? ¿Fue un verdadero salto en cuanto a producción más allá de las canciones?

Hubo un cambio cambio importante en Víctimas del Vaciamiento respeto al sonido en comparación a los discos anteriores. Varios fueron los motivos: la tecnología avanzó muy rápido y desde que grabamos los anteriores discos, especialmente desde que grabamos el primer disco hasta que grabamos VDV, ya habían aparecido técnicos de grabación más experimentados en como hacer sonar una banda de Heavy Metal. Además nosotros como banda ya nos conocíamos un poco más también no solo en lo personal sino también desde lo musical. En Ácido Argentino Pato (Ndr. Strunz baterista) no hacía mucho que había entrado y termino grabando las canciones que ya estaban compuestas por lo que nos estábamos conociendo. En Víctimas del Vaciamiento ya nos conocíamos en los ensayos y shows en vivo, por lo tanto mejoraron las composiciones también. Creo que por ahí viene la cosa. Por eso logramos un mejor sonido. En definitiva creo que hay son dos cuestiones relacionadas: Por un lado estábamos más ajustados como banda y por el otro la tecnología también nos ayudó, los equipos nuestros también eran mejores en esa época. Por eso pudimos dar ese pasito hacia adelante

A diferencia de “Hermetica” y “Acido…” en donde la influencia del thrash y de motorhead era evidente en “Victimas…” las canciones son más pesadas que veloces ¿Qué estaban escuchando en ese momento?

La música que escuchábamos era siempre la misma, los clásicos del Heavy Metal, esas bandas que nos influenciaron y enseñaron a tocar. Tampoco teníamos mucho tiempo, ya que en esa época teníamos muchos shows, lo que nos requería mucho ensayo, aprenderse las listas de temas, practicarlos, pasarlos al vivo. Yo creo que la composición de VDV no tiene tanto que ver con lo que escuchábamos. Está más relacionado con lo anterior. En mi caso, con Pato, sentí que tenía alguien con quien podía contar, una batería que pudiese apoyar los riffs que compuse. Me sentí más aliviado y más suelto como para componer cosas un poco más complicadas, porque sabía que con Pato iba a poder tocarlas y quedar bien. Quedamos muy contentos porque la banda había empezado a sonar de otra manera. En definitiva evolucionamos hacia un mejor lugar

Vos figuras como compositor de la música de las primeras cinco canciones del disco ¿Cómo era el proceso compositivo con Ricardo? ¿Cuál era la participación de Pato y de Claudio a la hora de armar una canción?

Las canciones de La H eran compuestas por Ricardo y por mi, las que figuran compuestas por Ricardo Iorio como autor de letra y música eran las que él venía con una guitarra criolla y me decía “tengo un tema”, lo tocaba y cantaba y ya tenía una melodía la canción y una letra. Entonces yo escuchaba la canción y la adaptaba a una guitarra eléctrica distorsionada, Pato se acoplaba a esa guitarra distorsionada y Claudio cantaba en base a esa melodía que tenía la canción. Así redondeábamos las canciones. Las canciones en las que yo figuro como compositor fueron las que yo traía la música lista desde mi casa y le decía a Ricardo “metele las letras a estos temas”, a los que después se acoplaban Pato y Claudio.

Apenas salió el disco participaron del Monsters Of Rock junto a Kiss, Slayer y Black Sabbath ¿Qué significó para ustedes personalmente y para la banda en ese momento?

Fue muy importante para nosotros que nos hayan convocado para ese Monster of Rock. Veníamos tocando a full por todo el país pero nunca habíamos tocado en un festival así, en un estadio tan grande. Principalmente la emoción más grande fue tocar con Black Sabbath y con Slayer, que eran bandas con las que aprendimos a tocar. En mi caso Black Sabbath fue la banda que me llevó a hacer este estilo de música y la verdad cuando era chico y los escuchaba para mi era imposible imaginar verlos en Argentina. Cuando nos enteramos que iba a ver un Monster of Rock ya ahí la emoción era muy grande, ni te cuento cuando nos dijeron que tocábamos ahí. La verdad que estuvo buenísimo, a nosotros nos sorprendió mucho que había mucha gente que conocía todos nuestros temas y los cantaba. Fue realmente muy emocionante

El disco tiene temáticas bien directas como “Olvídalo y Volverá por más” (crítica al sistema político) “Hospitalarias Realidades” (al sistema médico); “Del Colimba” (a los militares) ¿Cómo crees que han envejecido esas temáticas? ¿Cómo deberían ser tratadas hoy en día?

Esas letras fueron muy directas y dejaron documentado las injusticias que pasaban en esos momentos. Lo lamentable es que después de 25 años muchas de esas canciones sigan estando vigentes y que hoy estén pasando cosas que ocurrían 25 años atrás. Siempre habrán cosas de que hablar, siempre habrán motivos para reclamar injusticias. Después hay otras temáticas como “Soy de la Esquina” que habla de juntarse con amigos en la esquina y compartir la amistad y una cerveza o “Ayer deseo hoy realidad” que habla de los sueños de chico y dejar un montón de cosas de lado para cumplirlos- Algo que es bien actual porque todos sabemos que es difícil el camino del músico porque incluye desde no tener un trabajo hasta conseguir uno que no te impida hacer esto que tanto amas. Por otro lado incluye dejar muchas cosas de lado para salir a tocar y llevar el sentimiento de uno y compartirlo con la gente. Tuvimos eso que no sé si llamarlo suerte, porque le metimos y le metimos, transpiramos la camiseta para llegar a todos lados y tener la alegría que mucha gente puedo disfrutar y sentir lo mismo que nosotros por la música que compusimos.

Precisamente el disco habla mucho de lo que es ser joven y heavy en la época con canciones como “Soy de la esquina”, “Buscando Razón” o “Ayer deseo, hoy realidad” que acabas de nombrar ¿Cómo fue cambiando esa manera de ser heavy? ¿Qué es hoy para vos ser heavy en argentina?

Los músicos cuando componemos una canción soñamos, cuando aparece un riff también aparecen lindas sensaciones. Yo cuando hago un riff que me gusta o una melodía que me llega al corazón. Me imagino al público saltando o pogeando, a la gente cantándola. Pude cumplir muchos de esos sueños, ver a la gente disfrutar con un riff que me imaginé, pasar de tocar solo a escuchar un coro de nuestros fans cantando esa melodía. Nosotros empezamos en una época donde el Heavy Metal no era conocido, no había experiencia, hoy eso cambió, ya el Metal tiene una historia y un peso. Ves metaleros en todos lados que te paran y saludan. desde un operario de fábrica hasta el gerente de un banco. Hay muy buenas bandas, hoy está la posibilidad de aprender a tocar Heavy Metal y músicos que te enseñen a tocarlo, cosa que antes no teníamos. Hay muy buenos músicos y muy buenas bandas, eso me pone muy contento. El metal seguirá creciendo como lo viene haciendo hasta ahora.

Vienen tocando el disco desde hace un tiempo ¿Qué les sorprendió al volver a tocarlo?

Yo no puedo parar de emocionarme cada vez que ensayamos esas canciones. Estábamos en un momento increíble como músicos. Escucho esos riffs y digo “Que buenos riffs”, lo escucho a Claudio (Ndr. Oconnor) y digo “que bien que cantó en ese disco”. La batería una polenta bárbara, las letras increíbles. Hoy tenemos la posibilidad de sonar como hubiésemos querido en aquel momento, hoy podemos sonar y escucharnos bien, tocar de nuevo esas canciones y hacerlas sonar como siempre queríamos en aquellos años, hacer que disfrutemos a full cada canción y darle a la gente el mejor espectáculo. Tenemos un equipo de laburo que te diría que son los mejores en cada rubro: iluminación, monitoristas, operadores de sonido. La verdad que es un equipo de laburo de primera y que la gente disfruta mucho cuando puede asistir a un buen show, la gente misma lo refleja y nos dan ganas de seguir haciéndolo.