Con Kawabata Makoto de Acid Mothers Temple: “Siempre dejo que la música me enseñe que debo tocar”

Entrevistas
Con Kawabata Makoto de Acid Mothers Temple: “Siempre dejo que la música me enseñe que debo tocar”

Los Japoneses, reyes de la improvisación vuelven a la argentina luego del vibrante show que dieron en el 2017. Hablamos con su líder sobre los cambios de formación, su manera de entender la música y nos animamos a preguntarle sobre el futuro.

Acid Mothers Temple se presentará el Sábado 22 de Noviembre junto a Ayermaniana y El Festival de los Viajes. Entradas acá

Arranquemos por las novedades, Jyonson Tsu se unió a la banda durante el año pasado, ¿qué aporta al sonido de la banda?

Es buena la pregunta porque es una gran novedad. Hacía mucho tiempo que no teníamos un "vocalista oficial". El último fue  Cotton Casino en 2004. ¡Es la primera vez en quince años que tenemos "vocalista oficial"! Lo concreto es que nos abre a muchas más posibilidades de tocar muchos tipos de música en donde su voz sea protagonista. Creo que nos abre el espectro hacia nuevos caminos.

Por otro lado Mitsuru Tabata dejó la banda durante 2017, ¿cómo reemplazan "musicalmente" a cada miembro que deja la banda?

Aunque Tabata es un gran guitarrista llegó un momento en que su música no encajaba con los sonidos de AMT. Es más creo que su  guitarra puede encajar más con bandas del estilo de  Zeni Geva, o con música con patrones más estables que los nuestros, que apuestan siempre a la improvisación. Lo concreto es que necesitábamos reemplazarlo y terminamos incorporando además un nuevo vocalista. Creo que ahora tenemos muchas más posibilidades.

Tenés muchísimos discos grabados (Ndr. Más de 100), ¿qué te aporta grabar tanta música?

Para explicártelos con claridad, funciono como un receptor de radio que escucha y capta música del cosmos. Entonces esa música que me llega me enseña de alguna manera lo que tengo que tocar. Aunque parezca complicado para mí es natural: tomo la música del cosmos, toco la música y la grabo. Es tan simple como eso. El día que no pueda captar más música del cosmos que me rodea voy a dejar de tocas y de grabar.

Usualmente usas y citas álbumes de artistas conocidos en tu discografía, ¿cuál es el propósito?

Es solo una parodia. Yo no busco dar ningún mensaje con mi música, la música que hago es solo para mí. En concreto mi música no necesita de ningún mensaje para ser música pero la música en general necesita símbolos y nombre para ser música. Entonces simplemente elijo algo que pueda interesarle a la gente y tener esas referencias es algo que muchos consideran atractivo.

 El término psicodélico proviene del griego antiguo (psique, alma y deloun, revelar, resaltar) ¿qué relación podes establecer entre este concepto y tu música?

Lo primero que tengo para decirte es que no creo que toque música psicodélica. Me gusta llamar a mi música “trip music”. Seguramente vos pensarás que los conceptos son similares pero en realidad son bien diferentes. Mi música es para llevar a las personas a otra dimensión o a otro espacio. Por otro lado no me siento parte de una especie de “generación psicodélica” principalmente porque esa generación se caracterizó por compartir muchas experiencias entre músicos y público. Lo nuestro va por otro lado.

En la última visita a Argentina trabajaste con la leyenda local Reynols, ¿cómo fue esa reunión?

Su guitarrista Alan (Ndr. Courtis), nos propuso colaborar. Organicé su primera gira por Japón hace mucho tiempo y desde entonces, colaboramos como dúo. Después de un tiempo pudimos lograr que nuestros grupos se junten y fue una experiencia realmente emocionante. Ojalá podamos revivirla.

Una de las principales características de tu música es el alto nivel de improvisación. ¿Cómo manejas las diferencias entre composición e improvisación? ¿Cuál es más importante para vos?

Para mi improvisar no quiere decir ponerse a zapar cualquier cosa. No es una música que sale fácil porque uno hace lo que le sale. La improvisación en mi caso incluye "componer", "organizar" y "tocar" al mismo tiempo. Entonces aunque tengamos canciones que parecen jazzeras, cuando las tocamos en vivo jamás sabemos a dónde nos van a llevar. Siempre confiamos que la música nos enseña qué debemos tocar cada momento. Entonces el secreto es abrir los oídos y escuchar con atención. Ahí está la respuesta.

Me imagino a la música de ustedes como música del futuro, ¿cómo la definís vos?

Ni idea porque nadie puede asegurarme que mañana voy a seguir vivo. Yo jamás pienso en el futuro. Me parece inútil. Siempre dejo que la música me enseñe que debo tocar. ¿Por qué tengo que pensar en el futuro si vivo en el presente?