Con Guillermo “Temo” Romero de Serpentor: “Los temas de Poseído pueden hablar de este presente en argentina”

Entrevistas
Con Guillermo “Temo” Romero de Serpentor: “Los temas de Poseído pueden hablar de este presente en argentina”
Texto: Emiliano Scaricaciottoli

A 15 años de Poseído y en vísperas de de un show especial aniversario el próximo 16 de noviembre en Groove, Temo Romero-cantante de la serpiente- repasa, la actualidad de la banda, a días de haber teloneado a Maiden. Un momento especial para revisitar a una de las bandas más gravitantes del thrash argentino que resiste tanto al paso del tiempo como a las coyunturas políticas y a las vicisitudes económicas del país.

Es insoslayable pensar Poseído a la luz del 2001 ¿En qué sentido pensás que ese disco tuvo tanto impacto-sobre todo a nivel lírico- sobre lo que había dejado la crisis de 2001 y cómo esas letras se resignifican hoy?

Los temas que tiene Poseído  hablan entre otras cosas del desempleo, de la corrupción,  la desigualdadad social, la inseguridad. Creo que ese es el eje central del disco. Canciones como “Violentando el futuro”, “Corrupción  S. A.” o “Mirar sin ver”, tranquilamente (y lamentablemente) pueden hablar de este presente que vive la Argentina. Fábricas y Pymes con las persianas bajas, un índice de desocupación que es tremendo y en el poder muchas figuritas repetidas. En definitiva, son políticas que le pegaron nuevamente al laburante.

¿Por qué consideran que es vital celebrar el aniversario de este disco? ¿Qué recuerdos o anécdotas de la banda rememoran?

Es vital por varias razones. Fundamentalmente, porque no tuvimos posibilidad en aquel momento de presentarlo mucho. Hicimos una presentación el 26 de noviembre del 2004 en Cemento y a los meses fue mi alejamiento de la banda. Muchísima gente empezó a escuchar  Serpentor con este disco y nunca tuvo la chance de escucharlo en vivo. Por otro lado, pasaron 15 años y nos parecía un buen número para representarlo.  Queríamos sacar las canciones con esta formación actual que suena tremendo. Después de esta fecha ya empezaríamos a prepararnos para entrar a grabar el disco nuevo.

Entre los muchos recuerdos, me viene a la mente una fecha en San Nicolás, por aquellos años, con varias bandas del metal nacional, Horcas, Tren Loco, Humanimal, Cuero... Terminábamos el set y al mejor estilo Bruce Dickinson corrí hacia una punta del escenario y subí a una de las cajas de sonido de los laterales y cabeceé ahí un buen rato. Lo mismo hice en el otro extremo del escenario y bruscamente me levanté  erguido en dicha caja y me di la cabeza contra otra caja que estaba colgada. Hubo mucha sangre y justo cerrábamos con el tema “Lloviendo sangre”. ¡Así que si algún lector estuvo en ese show y cree que eso estuvo preparado le digo que no! Me quedó una buena cicatriz de ocho puntos.

¿Qué opinión te merece el estado actual del metal argentino? Tocan con Morvida, Culebra y Undermine, que representan a la nueva generación del metal argentino. ¿Creés que ha cambiado el mensaje de nuestro movimiento metalero?

Me parece que a nivel bandas estamos muy bien, hay grandes propuestas dentro del metal para todos los gustos y estan en el under. El mensaje es variado y, claro, que en algunas bandas cambió, pero veo siempre un mensaje de lucha y de resistencia, de visibilización de problemáticas que nos afectan a todos y eso es esperanzador.

¿Cómo viene el nuevo material de Serpentor? ¿Qué proyectos se avecinan para 2020?

Viene bien,  hay 10 canciones listas para entrar a grabar y estamos muy ansiosos por hacerlo. Puro thrash-metal nacional. Es un disco a los palos bastante extremo. Creo que va  a gustar, sobre todo a los amantes de la música pesada. Han pasado 4 largos años desde nuestro último disco y sabemos que la gente espera un nuevo material. Los proyectos son tener el disco para marzo y poder hacer una gira nacional que incluya las pocas provincias que nos faltan visitar y también tocar fuera de Argentina, en países donde aún no hemos llegado. Ya estuvimos en Uruguay, Paraguay,  Chile y esperamos seguir viajando.

¿Cómo vivista haber teleoneado a Maiden en Vélez? ¿Creés que fue un reconocimiento tardío para la banda?

Fue una locura, un sueño cumplido, algo que no esperábamos. Fue muy lindo recibir el cariño de muchísimos fans de todos lados y de colegas, músicos de la escena nacional contentos por la noticia. Lo vivimos intensamente, disfrutando  la previa y el show. Sabemos que no muchos tienen esta chance, aunque en el último tiempo pudimos ver a bandas como Plan 4 en el Monster o a Helker con Judas o a Watchmen con Whitesnake. Eso hay que festejarlo porque habla de que, un poco, está cambiando la cosa. Creo que puede tomarse como una especie de reconocimiento, todos de algún modo nos lo hicieron sentir. Hay imágenes que nunca se nos borrarán de la memoria. Sin dudas, ver la unión de seguidores de distintas provincias copando las vallas y coreando y pogueando cada tema ahí mismo, y ver a mi hijo de 22 años ahí... ¡Me hizo pensar en un instante que lo llevé a ver a Maiden siendo un niño!