Con David Ellefson: “Dave Mustaine me hubiera dado su bendición si entraba a Metallica”.

Entrevistas
Con David Ellefson: “Dave Mustaine me hubiera dado su bendición si entraba a Metallica”.
Texto: Carlos Noro | Fotos: Melody Myers

El histórico bajista de Megadeth viene de visita con un espectáculo propio llamado Basstory en donde además de tocar algunas canciones junto a músicos locales, contará algunas anécdotas de sus ¡cuatro libros! En donde entre otras cuestiones reflexiona sobre su vida junto a Mustaine y sus años en el negocio de la música.

Basstory será este miércoles 4 de Diciembre en La Trastienda. Entradas acá.

Basstory comenzó como una clínica y ahora es una especie de espectáculo con músicos locales. ¿Cuánto "planificación" y cuánto "zapada" tiene la presentación?

Un poco y un poco. Me gusta preparar un conjunto de canciones para que la banda que toque conmigo esta noche las conozca y las aprenda de antemano. Eso permite que haya cierta estructura y que las cosas funcionen de manera clara y concreta en varios momentos del show. Por otro lado me gusta también que haya un alto nivel de espontaneidad que me permita interactuar con el público. Un poco quiero que vean un aspecto distinto a lo que están acostumbrados a ver. La mayoría solo me vio actuar en estadios o en lugares grandes y esto está pensado para ser una velada cercana e íntima con los fans.

Comenzaste a tocar el bajo con los dedos y luego terminaste tocando con púa. ¿Cómo fue para vos ese cambio de técnica?

Supongo que de alguna manera emulé a mis héroes y luego, cuando comenzamos Megadeth en 1983, tuve que elegir el método que mejor se ajustaba para mis necesidades profesionales. Siempre me ha gustado el sonido de la púa en el hard rock y el metal por lo que incluso en mi adolescencia, fue un buen aporte para explorar mejor las texturas tonales y las posibilidades de las mismas. Creo que cualquier bajista debería dejar que la música determine su manera de tocar y no al revés. Eso también significa que los bajistas debemos ser versátiles y musicales, y no tan centrados en ser solo bajistas. Somos parte de algo mucho más grande que nosotros mismos y debemos aprovecharlo.

En alguna biografía tuya dice que tocas el ukelele. ¿Cómo llegaste a ese instrumento?

Realmente no lo toco demasiado, pero tiene cuatro cuerdas como un bajo, así que me llamó la atención. Es uno de esos instrumentos divertidos para agarrar y, a veces, algo divertido sale de él. Me encanta eso de la música y los diferentes instrumentos, pueden servirte para hacer una canción de un modo que ni te imaginás.

¡La historia cuenta que fuiste uno de los candidatos para ser bajista de Metallica dos veces! ¿Qué hubiera dicho Dave si te unieras a ellos?

 Creo que le habría dado su bendición, hubiera respetado mi decisión más allá de todo.

Cuando lanzaste "My life with death", entre otras cosas, dijiste "Me siento más cómodo siendo solo músico en Megadeth", algo que imagino que profundizarás en "More life with death", el libro que estás lanzando. ¿Cuándo cambiaste de opinión sobre ese tema?

Sí, es algo que hablo en los dos libros, pero creo que lo profundizo en "More Life With Deth". Creo que este libro detallo como pude expandir mí música y mi libertad cuando pude abrirme a decir "sí" cuando surgieron oportunidades. Solo decir "sí" a la oportunidad me ha traído una vida musical realmente fascinante que disfruto día a día. De eso hablo cuando digo que quiero disfrutar de “dedicarme solo a la música”.

En 1997 lanzaste "Making Music Your Business: A Guide for Young Musicians". Dado que han pasado 20 años desde el libro, ¿qué nuevo consejo les darías a los nuevos músicos? ¿Qué consejo mantedrías?

Muchos de los fundamentos aún se aplican: estate alerta, no dejes tu negocio ciegamente en manos de otros, asumí las responsabilidades y aprendé de tus errores. En cuanto a la industria misma, todos sabemos que continúa cambiando casi a diario. Internet ha cambiado todas nuestras vidas, y el negocio de la música es una industria que adopta esos cambios de inmediato.  Igualmente no ha logrado algo clave ¡Ha puesto el poder de lanzar una canción en manos del artista, pero no ha cambiado que todavía tiene que ser una buena canción para que funcione! Esa era una de las funciones principales de un sello discográfico: buscar un gran talento y poner dinero detrás para venderlo. Al final del día, ese es el negocio de la música ¡vender música! (risas).

Unsung fue un experimento interesante con "letras e imágenes" ¿Cómo lo convertiste en un libro?

 Un querido amigo mío me presentó al fotógrafo en Italia y fue una colaboración única, una forma diferente de contar una historia con palabras y fotos, en lugar de palabras con música. Me gustó, fue una exploración divertida de la conciencia creativa.

No es frecuente que un músico haya publicado cuatro libros. ¿Lees regularmente?

Leo bastante y eso me inspira a escribir, incluso escuchar una canción también me inspira a escribir. Hasta ahora, los títulos de mis libros son autobiográficos, principalmente porque me gusta escribir y compartir sobre mis experiencias con los lectores. Un día, me gustaría escribir un libro de ficción ¡Espero que sea pronto!

 Me imagino que después de tantos años hay canciones que disfrutas tocar y otras que te aburren. ¿Cuál sería cada caso y por qué?

Honestamente, es la reacción de la multitud lo que hace que las canciones funcionen en vivo. Si suenan bien en un álbum, pero no se conectan ni reaccionan en vivo, generalmente ni las toca. Para mí, todo lo que sucede en vivo necesita conexión y espero que eso suceda.

Sleeping Giants es un álbum que está muy relacionado con tu historia. ¿Cómo elegiste las canciones?

La idea del álbum comenzó con la escritura y grabación de la canción "Vultures" durante una gira de Basstory en diciembre de 2018. Entramos al estudio después de un show en Tampa, Florida, casi instantáneamente escribí la canción y esa noche nuestra banda la grabó. Thom Hazaert agregó la letra y en dos días la canción fue mezclada y lista. Inicialmente, pensamos que podría funcionar muy bien como una especie de bonus track para el libro como descarga gratuita pero lo que pasó fue que el proceso fue tan creativo y vibrante que luego le mandé a Thom la música y los títulos de las canciones que tenía, que eran “Sleeping Giants” y  “Hammer (Comes Down)”  a las que les puso letra incluso colaborando con  with Daryll “DMC” McDaniels en la primera. Lo loco es que hasta ese momento, Thom y yo solo habíamos sido socios comerciales, pero ahora comenzamos a hacer música juntos y armamos una colaboración que fue realmente divertida. Es más, él me sugirió que sacara las demos de mi banda F5, y algo de material que había escrito con John Bush y David Glenn Eisley en la voz que era material de 1993 que nunca había sido lanzado. Thom sabía que tenía una verdadera pasión por esas canciones, pero hasta ese momento no habían encontrado el momento ni el espacio para lanzarlas. ¡Creo que una de las ventajas de tener mi propio sello ahora es que puedo escribir y lanzar mis canciones cuando quiera!

Argentina tiene un amor incondicional con Megadeth. ¿Cuándo te sorprendió realmente la reacción del público?

¡Oh absolutamente! Cuando fuimos a Argentina por primera vez en 1994 en el álbum "Youthanasia", nos sorprendió el entusiasmo que el país tenía por Megadeth. De hecho, los promotores y la compañía discográfica nos dijeron que hasta ese momento había cuatro bandas que los fanáticos de Argentina tenían en la más alta estima: The Rolling Stones, U2, The Ramones y Megadeth. ¡Estoy encantado de traer Basstory a Argentina ya que la conexión con los fanáticos es de lo que se trata este evento! ¡Va a estar buenísimo!