Con Dregen y Robert Eriksson de The Hellacopters: “En vivo puede pasar cualquier cosa”

Entrevistas
Con Dregen y Robert Eriksson de The Hellacopters: “En vivo puede pasar cualquier cosa”
Texto: Carlos Noro

Una de las leyendas del rock and roll sueco (ese que le debe tanto a los setentas como al sonido de Detroit de aquella época) trae su explosivo, pirotécnico y riffero show a argentina. Hablamos con su guitrarrista Dregen (también líder de Backyard Babies y parte de la banda de Michael Monroe) y con su baterista original para que nos cuente como fue regresar a las pistas para contarnos que el “Rock and Roll no está muerto”.

Pasaron mucho tiempo sin tocar juntos y hace algún tiempo volvieron. ¿Qué cosas cambiaron y cuáles siguen igual?

RE: Lo principal es que volvió Dregen. Además incorporamos Dolf DeBorst en bajo desde 2018. Esto cambia un poco la dinámica interna del grupo pero por suerte la pasamos genial. Lo que permaneció igual, y quedó bastante claro desde nuestro primer ensayo, fue que nuestro sonido estaba intacto. También está intacta nuestra actitud general hacia lo que nos pasa. Básicamente hablamos un mismo lenguaje en la vida y en la música y eso hace que las cosas funciones más que bien. Estamos disfrutando esto.

Precisamente hace un tiempito estuvo en la banda Sami Yaffa, a quien Dregen conoce bien, y ¿Cómo fue reemplazarlo?

D: Los primeros dos shows en 2016 tuvimos a nuestro bajista original Kenny (Ndr. Håkansson) , pero después de esos shows quedó claro que no estaba listo para la tarea y en su lugar salió el nombre de Sami (ex Hanoi Rock, New York Dolls y actual Michael Monroe band), que como te imaginarás, puede tocar cualquier canción de rock and roll que exista (risas). Era genial, pero también un hombre ocupado y no podía cumplir con todos nuestros planes, por lo que salió el nombre de Dolf y fue un acierto ¡se ha quedado desde entonces y creo que no tiene ganas de irse!

Vos Dregen en su momento te fuiste de T.H. para dedicarte a full a Backyard Babies ¿Es muy diferente tocar en un u otra banda?

D: The Hellacopters es más una banda en la que puede pasar cualquier cosa en vivo, así que tenés que estar más "alerta" para percibir para donde van las canciones. Tiene un alto nivel de imprevisibilidad y nos gusta que las canciones suenen en función de cómo estamos ese día o como responde el público. También algo relevante es que en The Hellacopters somos dos guitarristas principales lo que hace que el trabajo esté repartido. Por ejemplo acá disfruto tocar encanta la guitarra rítmica cuando Nicke (Ndr. Andersson líder y vocalista de la banda) toca solos. En Backyard Babies soy el guitarrista principal en el 99% de las canciones lo que hace que tenga otro tipo de exigencia y concentración. Me gusta probar otras maneras y aportes desde la guitarra.

Una de las características que definió el sonido de la banda desde el principio fue el uso de diferentes sonidos y distorsiones en las guitarras ¿Qué se acuerdan de eso?

R: Esto te lo respondo yo porque me acuerdo bien (risas). El sonido de nuestro primer álbum "Supershitty to the Max!" estaba distorsionado por todas partes. ¡Las voces, las guitarras, el bajo e incluso la batería estaban pasando por un pedal Boss DS-1! Incluso los solos de guitarra fueron grabados directamente en la mesa de mezclas. Así es como queríamos en ese momento y parte del segundo álbum Payin’ the Dues también se grabó de esa manera. En el tercer álbum "Grande Rock" usamos un estudio de grabación diferente y comenzamos a usar diferentes amplificadores y diferentes sonidos de guitarra a partir de ahí. Creo que esta es una banda donde las guitarras son imprescindibles. ¡No existiría sin ese sonido!

Vos Dregen estuviste algunos años lejos de la banda por lo que imagino que la banda toca canciones en vivo que no compusiste, ¿Cuáles disfrutas tocar más y por qué?

D: ¡Los amo a todas! ¡Lo bueno también fue que cuando estaba lejos de la banda todavía encantaban sus canciones! Me encanta tocar “Toys & Flavors”, “Hopless Case Of A Kid In Denial” o “Carry me home” por ejemplo. ¡Parecen hechas para mí!

En la mayoría de las bandas en las que tocas siempre compartiste la formación con otro guitarrista. ¿Qué es lo mejor para tocar con otro guitarrista?

D: Uno puede estar más relajado y tocar dos partes totalmente diferentes, ya que al ser dos se puede repartir el trabajo. Otra cosa que se puede hacer es tocar el mismo riff que la otra guitarra, algo que sí haces bien queda genial. En definitiva se puede hacer lo que quieras ¡Lo bueno es que son guitarras! ¡Y no puede haber muchas juntas! (risas)

En algún momento lanzaron My Mephistophelean Creed y Don’t Stop Now como single. ¿Cuáles son las posibilidades de lanzar un nuevo álbum o prefieren tocar solo en vivo?

R: Nos encanta tocar en vivo pero sabemos que en algún momento deberíamos tener nuevas canciones para tocar. Hemos tenido algunas sesiones de estudio hasta el momento pero tenemos que terminar de darle forma. ¡Si vamos a sacar algo, tendrá que ser al menos tan bueno como cualquier otra cosa que hayamos hecho en el pasado! ¡Tenemos que estar a la altura de nuestra historia!

En varias partes del mundo, muchas bandas te lanzaron discos de tributo. ¿Qué les produce saber eso?

R: Sé de tres álbumes tributos diferentes y todos son geniales. Es muy halagador, por supuesto, y muy divertido escuchar a otras bandas artistas interpretar nuestras canciones. La verdad nunca me hubiera imaginado que alguien iba a hacer un tributo a la música que hice ¡Sigan así!

Suecia parece ser una fábrica de músicos de primera línea. ¿Qué le dan de comer cuando son niños? (risas)

D y R: Jaja, vení a probarlo. ¡Te convidamos! (risas)