Si no hay amor, que no haya nada.

Reseñas | Antes de la Medianoche Richard Linklater
Si no hay amor, que no haya nada.
Texto: Carlos Noro

Para los que no la conocen Antes de la medianoche es ¿La última parte? de una trilogía que comenzó hace 18 años (Antes del amanecer) con el encuentro casual entre Jesse (Ethan Hawke) y Céline (Julie Delpy) en un tren que se dirigía desde Budapest hacia Viena. Lo que en un principio fue un amor de una noche tuvo su continuidad 9 años después con actores y personajes ya treintañeros, en la segunda parte de la saga (Antes del atardecer) en donde un nuevo encuentro (posibilitado porque Jesse se había vuelto un escritor famoso al transformar la historia mutua en un bestseller) reavivó la llama del amor pero sembró intriga sobre el futuro de la, hasta ese momento, no definida pareja.

Antes de la medianoche retoma ese lugar y lo transforma en algo nuevo. Jesse y Céline tienen alrededor de 40 años, dos hijas en común (Ella y Nina) concebidas aquella tarde hace nueve años y están pasando una vacaciones en un idílico lugar del sur de Grecia. Sin embargo, la belleza del lugar contrasta con el momento que están viviendo. Conflictos personales: la frustración de Jesse por no ver crecer a su hijo que vive en los Estados Unidos, las dudas frente al paso del tiempo y la incertidumbre frente a un futuro laboral que pone en duda una visión idealizada de su profesión en el caso de Céline, se confunden con la desilusión y el hastío mutuos que empieza a tocar peligrosa e insistentemente la puerta de la pareja.

"A pesar de esta descripción descarnada, por debajo de ella el amor sigue estando, sostenido a veces tímidamente y dando sentido a aquello que alguna vez unió y une".

Como en los primeros dos films la ciudad es la excusa perfecta para mostrar desde afuera hacia adentro la interioridad de los personajes pero esta vez, aquello que era un amor idealizado casi sin conflictos (tal vez el conflicto era entre el deber y el querer) ha desembocado en la cruda cotidianeidad, en los ires y venires con las necesidades individuales y las pasadas de facturas propias de los años de convivencia.

Sin embargo, a no desesperar. A pesar de esta descripción descarnada, por debajo de ella el amor sigue estando, sostenido a veces tímidamente y dando sentido a aquello que alguna vez unió y une a Jesse y Céline a lo largo de esta trilogía. Los diálogos (nuevamente reales e imperdibles más allá de algún golpe bajo), las miradas y algo más, dan la pauta de esto. Queda para el espectador la valentía y las ganas de encontrar ese espacio en el que el amor sigue viviendo. Si están dispuestos, no se la pierdan.

Ficha técnica:(Before midnight, Estados Unidos/2013) / Dirección: Richard Linklater / Guión: Richard Linklater, Julie Delpy y Ethan Hawke / Fotografía: Christos Voudouris / Música: Graham Reynolds / Edición: Sandra Adair / Dirección de arte: Anna Georgiadou / Elenco: Ethan Hawke, Julie Delpy, Seamus Davey-Fitzpatrick, Jennifer Prior, Charlotte Prior, Xenia Kalogeropoulou, Walter Lassally, Ariane Labed y Athina Rachel Tsangari / Distribuidora: Diamond Films / Duración: 109 minutos / Calificación: apta para mayores de 13 años.