Victoria Local

Crónicas | Mars Red Sky + Poseidotica + Doble Gota
Victoria Local
Texto: Carlos Noro | Fotos: Martín Darksoul
Uniclub ?

A esta altura de los hechos no es incorrecto ni delirante afirmar que la escena stoner argentina es la única que puede superar en calidad a la homónima de cualquier zona o país del mundo. Hay grandes bandas, hay grandes canciones y hay un público que está acostumbrado a ciertas propuestas de calidad y de nivel con todo lo positivo que ello implica.

Tal vez por eso la venida de los franceses de Mars Red Sky implicaba una incógnita. Por un lado tienen la ventaja de girar incansablemente en el continente europeo, lo que les da un lógico training que las bandas argentinas no pueden ejercitar por una cuestión de distancias, de tiempos y de la misma dinámica vital de la argentina (trabaja para vivir y financiarse) por el otro Francia no es un lugar referencial para la música pesada, lo que de movida hacía difícil saber qué esperar.

¿Qué fue Mars Red Sky en definitiva?  Desde lo instrumental un trío con una propuesta bastante interesante, sostenida en un conjunto de sonidos densos y pesados mezclados con algunos riffs bien trabajados. Desde lo vocal,  una voz resguardada en un efecto de pedal que construye un acompañamiento o armonización vocal muy cercana a la atmósfera espacial que es el leit motiv de la banda. Desde ese lugar, temas como “Clean White Hand” o los nuevos “Satellites” o “Beyond”  junto a "Falls” o “Upstairs” fueron construyendo un set bastante similar en cuento a estructura. La idea fue trabajar la intensidad de cada canción creando algún tipo de atmósfera ingrávida y volátil, algo que lograron las mencionadas, mientras que otras pasaron desapercibidas.

"Precisamente llamó la atención la excesiva timidez del guitarrista - vocalista Julien Pras a la hora de dirigirse al público".

Precisamente llamó la atención la excesiva timidez del guitarrista - vocalista Julien Pras a la hora de dirigirse al público. Uno no puede pretender que tengan la intensidad que muestran las bandas locales, pero al menos que se intente contagiar algo de entusiasmo desde el escenario. Alguno podría aventurar que el viaje que propone la banda tiene que ver con este estado distante, desde nuestro punto de vista se acerca más a una falta de roce escénico; algo a lo que no estamos acostumbrados precisamente por lo que comentábamos más arriba  “nuestra escena está para pelearle a cualquiera” y porque antes estuvo Doble Gota  “te lo perdiste la banda está buena" nos dijo nuestro colaborador Martín DarkSoul junto a Poseidótica que eligió “Las Magnitudes” para cerrar su set y dio la pauta de lo que ya sabemos. Acá está el futuro. Es bueno ver propuestas como estas, reconocer su valor (que definitivamente existe) y seguir mirando lo que pasa a nuestro alrededor. A seguir construyendo.

, , , , , ,