Tres películas de rock en el BAFICI

Reseñas | Buenos Aires Festival de Cine Independiendte
Tres películas de rock en el BAFICI
Texto: Marcelo Acevedo

Pasó el BAFICI, y como todos los años dejó penas y glorias. Grandes sorpresas (Why don´t you play in hell de Sion sono o Uptream color de ShaneCarruth), decepciones (Escape from tomorrow de Randy Moore), cine bizarro y ochentoso (Basket Case, Maniacop) y excelentes films (The Raid 2, Only lovers left alive de Jim Jarmush). Como casi siempre, se destacaron algunas películas relacionadas con el rock, desde biopics hasta registros de recitales completos. Desde Wish You Where Here queremos destacar tres películas que pudimos ver en el marco del festival, y consideramos referentes del binomio rock/cine. Si no las viste, quédate tranqui…son todas conseguibles en video y hasta en youtube.

20,000 days on earth (Iain Forsyth – Jane Pollard, 2013)  

¿Cómo ser objetivo cuando uno considera al protagonista de la película un prodigio del rock, un artista original y multifacético, el último gran crooner vivo? 20,000 days on earth es una ficción (una película con una puesta de cámara hipe-controlada, entrevistas actuadas y registros en vivo calculadísimos y nada espontáneos, no hacen un documental) que narra sucesos aleatorios en un día de Nick Cave, desde ensayos, charlas con ex compañeros “fantasmas” y una sesión terapéutica que utiliza para exorcizar los demonios de su infancia, pasando por su relación familiar, el raconto de sus archivos personales y un show en vivo que culmina con un paseo por la playa a modo de epílogo.

Anclado sobre un voice-over constante, el relato va tomando forma y se transforma en guía a través de la manera de pensar y sentir de Cave, y sea en forma de hermosas definiciones sobre qué es y de qué manera se compone una canción, o melancólicos recuerdos y conclusiones filosóficas que exponen el lado más sensible e intelectual del australiano. Las letras de Cave, la fotografía delicada y preciosista, el carisma e histrionismo del músico y una narración más que interesante hacen que solo si odias a Nick Cave no puedas disfrutar de este precioso docudrama.

El círculo se abre cuando el músico le cuenta a su psicoanalista (e indirectamente a los espectadores) que el mejor recuerdo que tiene de su padre se remonta a aquella vez que este le leyó el primer capítulo de Lolita (Navokov), aun siendo un niño. Cerca del final del film, yuxtapuesto entre imágenes de un show en vivo, observamos al músico visionando Scarface (Brian de Palma) con sus hijos, mientras les recita de memoria los diálogos del mítico Tony Montana, encarnado por Al Pacino. Nick Cave ansiaba ser una estrella de rock, pero también un buen padre. El círculo se cierra. Aplausos. Que viva el BAFICI. Larga vida a Nick Cave y los Bad Seeds. Imprescindible.

The Punk Singer (Sini Anderson, 2013)

Kathleen Hanna tal vez no sea la voz más conocida dentro del mundo de la música, pero definitivamente es una de las mayores activistas a favor de los derechos de las mujeres y una de las cantantes más controversiales de la historia del punk rock, la cual supo sacudir los convencionalismos machistas del rock con su banda de punk girls Bikini Kill.

Este rockumental de Sini Anderson comienza bajo la premisa-pregunta “¿por qué Kathleen Hanna dejó de tocar en el 2005?”y desde allí avanza en forma cronológica, utilizando las herramientas del documental clásico (imágenes y audiode archivo, entrevistas) para narrar la historia de una mujer que no solo fue amiga de Kurt Cobain y la creadora de la frase “Smells like teen spirit” (que luego se transformaría en el título de la canción más popular de Nirvana y una de las más conocidas de todos los tiempos), y esposa del Beastie Boy Adam Horovitz, sino que cuenta con otros méritos mucho más importantes como el haber sido la impulsora del movimiento Riot Grrrl (filosofía feminista punk), haber luchado contra la enfermedad de lyme, y para colmo darse el lujo de ser unagran letrista y una frontwoman de fuerza arrolladora e hipnotizante. Un punto interesante a destacar es que la propia Kathleen Hanna es quien va guiando el relato hacia la respuesta final a través de entrevistas que repasan su vida y su presente, conjuntamente con atractivos testimonios de otras mujeres fuertes del rock, como Kim Gordon de Sonic Youth o Joan Jett.

The punk Singer es un film correcto, clásico y sin elementos fuera de lo común, pero al mismo tiempo un interesante repaso a los últimos 30 años de la historia del punk-grunge estadounidense, y una mirada crítica a la misoginia reinante en la industria del rock, desde el punto de vista de una directora y una cantante con muchos ovarios y talento.

Arctic Mokeys, Live at apollo (Richard Ayoade, 2008)

Por último queremos destacar un registro en vivo que no por viejo es menos impactante. Live at the Apollo es una devolución de gentilezas de parte de la productora WARP (de la cual forman parte Ayoade y Danny Cohen quien estuvo encargado de la fotografía de este film). Alex Turner, líder de los ArcticMonkeys contribuyó con 5 canciones para la película Submarine (estrenada en 2010) escrita y dirigida por Richard Ayoade, por lo que este último decidió poner su pericia como director al servicio de esta banda que en vivo es explosiva, rabiosa y llena de vitalidad, y si a esto  le sumamos que fue filmado en diciembre de 2007 cuando los Arctic aun eran unos adolescentes llenos de energía que detonaban con cada canción, el resultado es un recital inolvidable, filmado en 35 mm con sonido sorround, un ineludible a la hora hablar de grandes shows en vivo.

Live at theApollo fue proyectado en la sección WARP del BAFICI, una retrospectiva de lo mejor de esta productora inglesa. Elegir este recital para mostrar en el festival fue un gran acierto, y un placer para los que pudimos ver a unos Arctic Monkeys adolescentes en pantalla grande y mostrando lo que mejor saben hacer: rock furioso y al palo.

 

 

,
,