Embajada Boliviana: “No nos adaptábamos a lo establecido”

Noticias | Punk Rock
Embajada Boliviana: “No nos adaptábamos a lo establecido”
Texto: Carlos Noro | Fotos: Prensa Embajada Boliviana.
Sáb, 10/05/2014 - 21:00
Teatro Flores ?

Este 10 de mayo los históricos punks platenses Embajada Boliviana se reúnen para una doble fecha que empezará en el Teatro de Flores y terminará en la Trastienda de La Plata filmación de DVD incluída. “Cabeza”, bajista histórico de la banda nos cuenta de qué se trata esta reunión y el particular formato acústico que incluirá parte del show. Un ticket de ida y vuelta al punk de los noventas.

Ustedes se formaron en 1992, ¿Qué diferencias podés establecer entre el público y las bandas de punk rock entre aquellos días y estos?

La relación con el público era muy diferente. Era mucha menos gente la que se acercaba a recitales punks, se puede decir que la mayoría de esos pocos eran punks ortodoxos. Embajada, al menos en La Plata, fue la primera banda en acercar a los recitales público que no era “del palo”. En ese entonces, principios de los ´90, los roqueros escuchaban Sui Generis, Seru Giran  y Los Redondos que aún no eran masivos sino para intelectualoides. En cuanto a las bandas de antes la diferencia era que marcaban su influencia  de manera bien clara. Así como nosotros éramos ramoneros, había bandas onda violadores onda la polla o lo que sea. Ahora, si bien eso sigue pasando, al haber más cantidad de grupos se pueden encontrar bandas que buscan su propia identidad. Que quieren ser originales que incursionan y experimentan. Igualmente es bueno aclarar que esto necesariamente no las hace mejores bandas pero si marca una diferencia.

El punk rock tiene como filosofía la lucha contra el sistema pero también la diversión ¿En cuál de los dos aspectos se encuadra la historia de Embajada?

Cuando empezamos a tocar teníamos diecisiete años, realmente no recuerdo que nos hiciéramos mucho problema por la situación social.  Creo que inconscientemente y a veces no tanto, nuestra lucha era contra el entorno social cercano, el que nos rodeaba, el de nuestra realidad adolescente. Miento si digo que era la lucha del oprimido, nosotros todos venimos de clase media, no éramos marginales. No nos adaptábamos a lo establecido, a encontrar diversión en un boliche, a la felicidad por comprarnos un par de zapatillas. Quizás de ahí nace nuestra búsqueda de diversión en el rock, la diversión que busca un adolescente que en el sistema establecido se siente perdedor por no poder adaptarse. Empezamos a cantarle a nuestras frustraciones amorosas, a la búsqueda de un ideal. Creo que en Embajada se entrelazan esos dos aspectos a la perfección: la lucha y la diversión aunque te diría que la  diversión en realidad la entendimos como la búsqueda por tratar de sentirse bien.

¿Qué recuerdos tenés de cada producción? Embajada boliviana (1994) Perdiendo el control (1995) Quien quiera oir... que oiga! (1997) Soñando locuras (2000) ¿Cuál te parece que te representa más hoy?

A Embajada Boliviana lo grabamos en mi casa, en realidad nos habíamos mudado y había quedado la casa vacía, en el barrio de Los Hornos por unos días.  Hasta ahí se llegó el pollo, un amigo de la banda con su porta estudio de 8 canales. Descargamos toda nuestra rabia en dos días de grabación. Fue muy excitante. Grabamos las 17canciones que teníamos, entre ellas muchas ya son clásicos de la banda.

A Perdiendo el control lo grabamos también en Los Hornos pero ya en un estudio, pequeño pero un estudio. Intentamos cambiar el sonido, se intentó que sea distinto al anterior. Incluso me parece el más oscuro de los demos. A mí me gusta, más allá del total amateurismo con el que fue grabado. Tiene canciones muy lindas y fue donde, como compositor, me empecé a sentirme importante en la banda.

Quien quiera oir... que oiga!  fue entre los demos el más cercano a un disco. Hacia mas tiempo que tocábamos y había muy buenas canciones para grabar. Se grabó en un estudio de la ciudad de La Plata en donde conocimos a Sebastian Porro, que luego trabajo con nosotros en  Soñando locuras. Creo que ya había cierto desgaste en la banda principalmente porque para esa altura hubiera sido bueno haber grabado un disco y no pudimos. Eso se notó mucho en como nos llevábamos entre nosotros. Igualmente salió una producción muy copada, con la participación de “Ricky”  Espinoza.

Con  Soñando locuras  al fin llego el disco, “Ricky” nos acercó a “xennon” un productor de Berazategui que pago el disco y su distribución. La producción artística estuvo a cargo de Julián (Ndr. Ibarrolaza voz) y se hizo una selección de lo que para nosotros eran las mejores canciones. En ese momento no estaba muy de acuerdo en algunas cosas del disco, creo que el tiempo le dio la razón. El disco es perfecto y es sin duda el que nos representa hoy en día.

"Miento si digo que era la lucha del oprimido, nosotros todos venimos de clase media, no éramos marginales. No nos adaptábamos a lo establecido, a encontrar diversión en un boliche, a la felicidad por comprarnos un par de zapatillas".

Muchos de lugares donde tocaron en su momento como Cemento, Die Shule, el Pasillo de Avellaneda, Bucanero de Liniers, D´mistic, Dr. Jeykil hoy ya no existen ¿Por qué te parece que sucedió esto?

La verdad que solo tengo buenos recuerdos de Cemento Y El pasillo de Avellaneda. Compartíamos shows con Flema y la pasábamos muy bien, había mucha camaradería entre las os bandas y realmente esos shows, especialmente los del pasillo eran una fiesta. Creo que Cromañon fue el final anunciado de los lugares como esos. Lamentablemente esa tragedia imborrable hizo  que todo eso se acabara cuando digo “todo eso” me refiero a que ahí no había reglas, no había límites y todo termino de esa manera.

 

Van a realizar uno set eléctrico y otro acústico ¿Tiene esto relación con la dificultad de salud de Juan Ibarrolaza? (Ndr. Un problema en los oídos no le permite exponerse a volúmenes fuertes)  ¿Cómo fue el proceso de hacer acústicas las canciones punks? ¿Podés adelantar en que disco o producción se va a centrar el set?

Si, indudablemente el formato de este show tiene que ver con el problema de Julián. En cuanto al formato acústico muy poco es lo que puedo decir, no voy a participar del mismo. Si sé que no va a ser una guitarreada tipo fogón. Sino que van a ser canciones re versionadas para ese formato. En el show van a estar las canciones que la gente quiere escuchar. 

Van a grabar un DVD ¿Qué representa registrar fílmicamente este vuelta?

Principalmente una presión extra en busca de la perfección. Va a ser una filmación inolvidable, realmente. Creo que el resto de nuestras vidas (que es mucho tiempo) vamos a cargar con lo que hagamos esa noche. Me estás haciendo poner nervioso con esa pregunta, ¿Para qué me lo recordaste? (risas)

,