El mítico canto de las sirenas

Reseñas | Kari Rueslatten
El mítico canto de las sirenas
Texto: Estanislao Aimar

Para algunos puede sonar un nombre muy extraño. Para otros, en cambio, muy conocido. Es que a principios de la hoy lejana década del 90, Kari Rueslatten se paraba al frente de The 3rd and the Mortal, una joven banda de gothic doom, oriunda de Noruega, con la cual grabaría 2 discos. Luego se abriría y se dedicaría exclusivamente a su carrera solista. Hoy, esta maravillosa cantante, reaparece tras 9 años de silencio con un álbum que realmente da que hablar. Cabe aclarar, para aquellos que la conozcan de sus inicios, que no van a encontrar en esta reseña ni una pizca de metal. Así que si lo que se imaginaron fue la vuelta al género de esta artista noruega, ya les digo que no.

Kari Rueslatten – Time to Tell (Icarus Music)

Time to Tell  es una obra increíblemente bella, un álbum de folk que pone a Kari en el mejor momento de su carrera y que evidencia claramente la diferencia entre una vocalista y una cantante. Mientras la primera puede interpretar cualquier pieza que le asignen de forma excelente desde lo técnico, la segunda, además, necesita comprender verdaderamente y sentir profundamente la canción que canta. Y eso se percibe a cada segundo de este último trabajo. Es más, me animo a decir, que por momentos, en canciones como la mismísima apertura Time To Tell, o Paint the Rainbow Grey (de las más bellas del disco) o Shoreline, las melodías que Kari le arranca a su garganta son comparables a la majestuosidad de Loreena McKennitt, que no es un detalle menor. Sin embargo, es claramente perceptible un estilo propio y muy personal que se va desarrollando progresivamente desde el comienzo.

La apertura casi a capela, apenas acompañada por unos tímidos acordes de piano nos adentra en un sendero de introspección donde la paz y la tranquilidad dejan que nuestra alma vuele libre y descubra nuevos espacios por llenar. Hide Underneath Bridges nos muestra directamente un abanico de melodías que se plasman en un el lienzo sobre el cual Hold On toma forma definitiva y pinta un cuadro de armonías perfectamente balanceado. Este patrón parecería repetirse a lo largo del resto del disco sin decaer en ningún momento. Por el contrario, el efecto es el del mítico canto de las sirenas que atrapa e hipnotiza. De hecho, la hermosa Why So Lonely (The 3rd and the Mortal) reversionada en solitario, sin distorsión ni batería, solamente instrumentada por el teclado de Tuomas Holopainen (Nightwish) y un muy simple acompañamiento rítmico electrónico, transmite un aura especial; una especie de banda de sonido para el sueño más placentero y profundo que podamos imaginar.

Así, y sin entender por qué, al momento que Wintersong, quizás la melodía más sentida y mejor lograda de todo Time to Tell, inunda nuestros oídos y hace vibrar cada rincón del alma, ya no podemos ni siquiera pensar en cambiar el disco ni mucho menos hacer otra cosa que no sea seguir escuchando. Wintersong, con sus increíbles variaciones armónicas logra el equilibrio justo entre nostalgia y esperanza, entre melancolía y alegría, pero siempre con una cadencia natural hacia la belleza y optimismo. Para el final, queda de manifiesto que en la simpleza se aloja la belleza. Only You Know muestra como con unas pocas notas y una muy básica instrumentación se puede lograr una canción que penetre y haga vibrar la mismísima médula de cada uno de nuestros huesos.

Está clarísimo que no es un trabajo para escuchar en cualquier momento y que no debe escucharse mientras se hace otra cosa. Time to Tell merece el 100% de su atención y que sea escuchado en condiciones de total tranquilidad. El paso del tiempo nos devuelve una artista madura con una voz y una técnica por demás pulida que se entreteje de manera excepcional con el sentimiento y la emoción. Una joya que sin dudas estará dentro de los mejor de este 2014.