Otra vuelta para el thrash

Crónicas | Exodus
Otra vuelta para el thrash
Texto: Roberto David Wolk | Fotos: Sebastián DelaCruz

Volvió Exodus con Zetro Souza. Ahí estuvimos.

Soportes: Argentina Thrash

Cuando estaba ingresando al lugar ya sonaba la banda Dittohead. Groove no suele beneficiar con el sonido cuando el lugar se encuentra vacío pero traté de darles una merecida oportunidad.  Su base sonora apuntó al Thrash Metal con algunas pinceladas de Hardcore. Buenas canciones y la capacidad de hacerle  frente al poco público presente para ese horario hicieron que se ganaran mi respeto y las ganas de verlos de nuevo.

Metralla es una banda que ya viene pisando las tablas del metal argentino desde hace un tiempo y tienen un público muy fiel lo que les da una gran ventaja. Sonaron muy bien a pesar de todas las limitaciones de audio que tuvieron (ajeno a la banda por supuesto). Para todo amante del Thrash-Metal clásico fue el momento donde ya se empezaba a sentir la energía en el recinto. El público se mostró más que interesado en lo que generaron, arengando y cantando algunas de sus  canciones.

La gente de Exagorth, apostó a un sonido tirando al Thrash-death  apareciable por los riffs y por una voz mucho más gutural. Un buen sonido le hizo justicia a su propuesta.

Por último y no menos importante, le tocó el turno a Certera, una banda de Thrash-Metal con mucho años de carrera  que a mediados de los 90’s supo tocar para bastante gente en la escena local  y  estuvo parada durante mucho tiempo. Fue sin ningún lugar a duda, la banda telonera que mejor sonó, sumado a que el lugar estaba a punto caramelo con respecto a la cantidad de público. Supieron aprovechar muy bien el momento y le hicieron frente al público ansioso por la banda principal que a esa altura se veía venir.

Exodus: La vuelta de Zetro

Con poca espera, Exodus tomó el escenario a alrededor de las 22:00hs. Se apagó la luz y empezó a sonar el característico ataque de bombarderos/kamikaze que funciona de introducción al esperado “Bonded by Blood”. El inicio mostró algunas falencias de sonido pero fue mejorando con el pasar de los minutos. Sin embargo, cuando finalizó la primera canción, el sonido estaba bien ajustado y para este punto, ya varios estaban absortos por  la posibilidad de Steve Zetro Souza detrás del micrófono. Hay que admitir que Dukes (vocalista anterior) quizás tiene un dominio mejor del público pero la idea de ver a un histórico debe haber entusiasmado a más de uno.

La fiesta Thrashera prosiguió con “Scar Spangled Banner”  gran tema del afamado “Tempo Of The Damned”. Para esta canción el Lord del downpicking Gary Holt  ya estaba en llamas. La precisión con la que toca este guitarrista es digna de la admiración de todo músico. Realmente increíble, cada nota colocada con exactitud y a una velocidad que cualquier banda de grindcore envidiaría.  Los solos de Gary Holt son realmente hermosos y adicionándole los clásicos palancasos de su autoría hacen a las canciones de Exodus algo increíble y muy memorable, dato no menor.

Continuaron con “And Then There Were None”, una de mis preferidas del primer disco Bonded by Blood para dar pie a “Iconoclasm” gran tema de su producción más reciente  The Atrocitiy Exhibition.. Exhibit A.  Viendo al baterista Tom Hunting  pensaba ¿Cómo un tipo de esta edad puede tocar así? Es realmente admirable por donde se lo mire, el físico de Tom está casi intacto y estamos hablando de alguien que debe estar al borde de los 50 años. Un grande que se lució todo el show y se comió crudo al público sin titubear, algo que no se ve mucho en los bateros.

La cosa siguió con “Metal Command”, otro temón del primer disco y luego dieron el pie para el himno “Fabulous Disaster”, otro de los discos pilares de Exodus y ya clásicas en el repertorio. Ambas canciones ejecutadas impecablemente y con la contundencia que uno espera.

Luego decidieron tocar algo de lo más nuevo con  “Children of a Worthless God”  otra gran canción del disco The Atrocitiy Exhibition.., Exhibit A para continuar retrocediendo en el tiempo con el inconfundible “Piranha”. Cabe destacar en cómo Exodus evolucionó su sonido y lo plasma en las viejas canciones, es algo que a mí personalmente me gusta mucho. Disfruté mucho la regrabación del primer disco y eso se ve plasmado en vivo hoy en día en muchos aspectos, lo que suma más puntos.

Siguió la batalla con “Pleasures of the Flesh”  tema del segundo disco homónimo y única canción del mismo. Exodus sabe muy bien lo que el fan de la banda está esperando y tiene clarísimo qué vale la pena tocar hoy en día y qué no. Tal es así que la lista de temas en vivo de los últimos años no difiere mucho de este último show. Las ausencias de la noche fueron temas de los discos Impact Is Imminent, y tampoco sonó ninguna, del no muy apreciado, Force Of Habit.

A partir de este momento la banda disparó temas uno atrás de otro yendo para atrás y para adelante en su repertorio, con canciones como “A Lesson in Violence”, “Blacklist”,”War Is My Shepeherd”, “The Toxic Waltz” con dos Circle Pit (pogos circulares) , lógicamente orquestados por el mismísimo Zetro que tuvo acá la oportunidad de lucirse bien con el manejo de la gente y darle  batalla a Dukes  en este aspecto.

No quiero olvidarme de destacar al bajista Jack Gibson, Exodus no sería lo que es si no tuviera ese bajo latoso y semi-distorsionado que hace tan distintiva a esta banda, es lo que da los graves a este motor de thrash y la equilibra en un sonido perfecto. Lee Altus es otra pared. Su tocada fue genial, solos increíbles y definidos, los riffs bien marcados, los machaques perfectamente colocados. Fue una grata sorpresa para mí en este fecha que Lee sea más protagonista, apañando la ausencia  al extrañable Rick Hunolt. Lee lo ha remplazado ya hace mucho, con una tremenda dignidad de por medio. Ojalá siga así  y participe más como protagonista ya que le sobra porte y performance escénica.

Antes del merecidísimo descanso, sonó el increíble último tema del primer disco “Strike of the Beast” en esta canción Zetro se despachó un rato y arengó al público para que armen un Wall of death (la pared de la muerte). No sé si le salió como pretendía (creo que quiso imitar a lo que sucedió en el famoso DVD de Exodus en vivo en el Wacken del 2008) pero la intención estuvo y convengamos que en Groove no había la cantidad de gente que quizás hacía falta para que esto salga perfecto.

Primer y único  bis de la noche para luego arrancar con una improvisación de una canción para el tan famoso “Olé, olé” que sumó alegría a la noche.  Arrancaron de inmediato con “The last Ac Of Defiance” tremenda canción que abre el disco Fabulous Disaster  para luego terminar la velada de thrash con la muy atinada canción para la despedida “Good Riddance”  del disco Exhibit B: The Human Condición.

Se despidieron ovacionados y todos nos fuimos contentos.  Lamentablemente, al día siguiente nos enteramos de la tragedia que ocurrió durante el show. Fue muy extraño ya que no nos enteramos durante el mismo que  falleció un compañero del metal: Gustavo, bajista de la banda Kronos,  al parecer de una descompensación cardíacaNo lo conocía  personalmente pero quiero dejar mi pésame a sus amigos y familia. Es una pena que haya fallecido un pibe tan joven, disfrutando y pasándola bien.

Dejo el link de su Facebook

https://www.facebook.com/kronos.thrash

Sepan disculpar este trágico final de la reseña pero no podía dejar pasar lo acontecido.

, , , , , ,