Pato y JB Larralde de Sauron: "Escuchábamos rock pesado de los setentas”

Entrevistas | Sauron
Pato y JB Larralde de Sauron: "Escuchábamos rock pesado de los setentas”
Texto: Carlos Noro | Fotos: Sebastián DelaCruz

La idea de realizar una cronología implica mirar atrás y recordar el pasado. Luego de cinco discos “Sauron” (1997), “El Color que cayó del cielo” (2000), “Sobrenatural” (2002), “El camino del fuego” (2009) y “El último árbol sobre la tierra” (2012) los cuatro jinetes completados por Hernan Zicarelli en bajo y Claudio Fazio en batería, se proponen desentrañar las historias de oscuridad, excesos y experiencias metafísicas. Todo mientras festejan el cumpleaños número veinticuatro de la banda y el de JB.

¿Qué recuerdan del momento en el que se formaron?

Pato: La banda empezó en  1988 pero recién en 1992 le pusimos Sauron. El nombre surge porque en ese momento estaba leyendo “El señor de los anillos” y Tolkien era entre los rockeros por decirlo de alguna manera, bien visto. Nos lo recomendábamos y lo pasábamos entre nosotros. Por otro lado lo tenía presente que cuando Robert Plant estaba escribiendo Zeppellin IV estaba leyendo el libro también. Ese fue un poco el comienzo de todo porque, aunque era en inglés, me pregunté qué carajo era lo que estaba leyendo. A mí me gustaba Zeppellin, me sigue gustando  y cada vez me gusta más (sic) por lo que al momento de elegir al nombre relacioné una cosa con la otra y finalmente lo elegimos. Antes tuvimos varios nombres como Graf Spee o Río Salvaje. Recuerdo que para ayudar a decidirnos  en un momento teníamos que poner un nombre sí o sí, un amigo que también conocía la obra de Tolkien nos dice lo de ustedes es medio Sabbath y suena a Sauron que además es un personaje bien oscuro. Nos encantó eso.  Somos un poco oscuros (risas) y se transformó en nuestro nombre.

¿Ustedes ya venían tocando juntos?

JB: Antes teníamos una banda que se llamaba The Apple Band con pocos temas propios y muchos covers de los Beatles y los Stones. Era muy chico, tenía quince años.  

¿Y la primer fecha?

¿Cómo llegan al primer disco?

Pato: El proceso de composición fue entre  el 1995 y el 1996. Llegamos al disco en 1997. En esa época el que luego fue nuestro baterista Gustavo Boulay tenía un estudio  y fue el que produjo un primer cassette de cuatro temas. Paso el tiempo, Fabio Barraza se va y no teníamos batero. Entonces incorporamos a Gustavo principalmente porque se fue copando, empezamos a zapar y salió el disco.

¿Lo lírico cómo funcionaba en esa época?

Pato: Siempre escribí  de manera paralela,  pero a esa altura ya estaba escribiendo para lo que JB tocaba porque ya estábamos trabajando juntos. Trataba de desarrollar una lírica y un conjunto de ideas orientadas a lo que queríamos hacer.

¿Hay algún tema que descubrieron o con el que se reencontraron?

JB: Temas como “La oscuridad”,  “El circulo” siguen tieniendo la misma fuerza. “Cruces” lo redescubrimos hace poco con la llegada de Claudio Fazio en batería y volvimos a encontrarle el gusto.

¿Se tocan de manera distinta?

JB: Tratamos de hacer lo mismo pero ni los músicos que nos rodean, ni nosotros ni el sonido es el mismo

Pato: Tratamos de hacer lo mismo, pero ninguno es el mismo. Somos las mismas personas pero los años se notan y con esto la forma de encarar el proyecto. La manera de encarar cada show, la interpretación fue nutriéndose. Por otro había un camino que no habíamos transitado, ahora ya lo hemos hecho. Igualmente creo que tiene la esencia y una estética que es parte de la banda

Con “El color que cayó del cielo” entra con fuerza HP Lovecraft  ¿Cómo y porque sucedió en ese momento?

Pato: Casualmente pasamos por un montón de crisis personales y en ese disco se ven reflejadas  las separaciones, conflictos y excesos. Es un disco muy movilizador para nosotros  que nos llegó en momentos muy para adentro en lo personal. Creo que un disco de quiebre y de mucho cambio. Por otro lado tiene un sonido muy Sauron que luego se proyecta a lo que estamos haciendo incluso hoy. Por otro lado permite que la gente nos ubique en un lugar. Es cuando empezamos a trascender.

JB: Igual es un momento difícil porque hacíamos una cosa rara para la época.

Pato: Principalmente porque no había bandas del palo.

¿Y qué escuchaban teniendo en cuenta de que había cosas como Kyuss sonando en la misma época?

JB: A nosotros nos llegó muy tarde el stoner rock. Es más cuando nos etiquetaban relacionados a Black Sabbath yo no estaba todo el día escuchando Sabbath

Pato: Escuchábamos rock pesado de los setentas.

 

¿En qué pensaron cuando hicieron Sobrenatural?

Pato: Cuando hicimos este disco pensamos en que teníamos una especie de deber que teníamos con lo nuestro, con lo autóctono. Fue una deuda que le pagamos a nuestras leyendas. Yo venía siguiendo el tema y Gustavo (Boulay)  me acercó unos libros que me sirvieron a ahondar. Por otro lado yo tenía un montón de anécdotas y conocimiento principalmente de Huanguelén el lugar donde nacimos y donde yo viví mi infancia. Creo que había una fibra íntima ligada al conocer el campo, que explotó acá.

JB: Queríamos hacer algo que tuviera que ver con nosotros.

Pato: Creo que fue un momento en el que la gente nos empezó a conocer más. Lo tocamos muchísimo y giramos mucho en el interior. Era un disco para girar principalmente por la temática. Para algunos es nuestro clásico pero creo que los discos que vinieron después son dos grandes discos, muy maduros y que nos consolidaron.

Luego paso un tiempo largo hasta la “Guerra del Fuego”…

Pato: Si. Fue larga la distancia. Seguimos tocando, pero también tuvimos un montón de idas y vueltas a nivel personal. Cuando hablo de conflictos personales no me refiero a problemas de nosotros como integrantes de la banda si no a cosas que nos pasaban cada uno. Por otro lado este seguir tocando implicó adelantar temas, algo que siempre hicimos.

JB: Yo creo que era un momento que tenía que ver nuestra maduración. Jamás tuvimos conflictos dentro de la banda.

Pato: Hubo salidas y entradas dentro de la banda pero nunca hubo un gran problema. Es más nos llevamos bien con todos los que pasaron.

¿Qué tiene de particular desde lo lírico?

Pato: Es un llamado de atención. Propone una cuestión ligada al cuidado ecológico algo que “En el último árbol sobre la tierra” continuó. Está tomada de una novela (Ndr. La Guerre du feu (La guerra del fuego o La conquista del fuego) es una novela de 1911 escrita por J. H. Rosny (pseudónimo de los hermanos belgas Joseph-Henry-Honoré Boex y Sheraphin-Justine-François Boex) que luego fue película y en donde lo particular es que está “hablada” mediante sonidos onomatopéyicos. Tanto en uno como en el otro se cuenta la pelea del hombre primitivo por aquello que consideraba más valioso: el fuego. Nosotros propusimos traerla a lo contemporáneo y hablar del agua o del petróleo. Es esa cuestión la que aborda metafóricamente el disco: la lucha por el poder, como el hombre deja de ser una persona instintiva y sensible para pisarle la cabeza a otro.

¿El “Ultimo árbol…” sigue esta lógica?

Pato: Continúa ese mensaje con una cuestión más relacionada con la ecología.

¿En cuanto a sonido les parece que capta este momento de Sauron?

JB: Totalmente. Sin despreciar lo que se capturaba en otros momentos.

Pato: Creo que Sauron es en vivo por lo tanto arriba del escenario se ve lo mejor de nosotros. Nos debemos grabar algo que registre esa experiencia. 

El Sábado 5 de Marzo a las 21:00hs en Uniclub Guardia Vieja 3360. Sauron presenta Cronología 1992 - 2016.

Anticipadas $100 en venta a través de Ticketek y en todos sus puntos de venta.
http://www.ticketek.com.ar/sauron/uniclub

También disponibles en:
Vader Store. Av. Corrientes 5016 (Villa Crespo) SIN SERVICE CHARGE
EXILES RECORDS. Honduras 5270 (Palermo)
Drummer Drum Shop. Bartolomé Mitre 1485 (Congreso)

, , , , , , , , , ,