Ariel Minimal Sanzo de Pez: “Sacaría un disco cada mes y medio”.

Entrevistas
Ariel Minimal Sanzo de Pez: “Sacaría un disco cada mes y medio”.
Texto: Carlos Noro | Fotos: Sebastián DelaCruz

Día de verano. Humedad y calor intenso como nos tiene acostumbrados Buenos Aires en esta época. Medianamente puntuales, llegamos a la sala de Flores que los Pez comparten desde hace rato con bandas como Humo del Cairo entre otras. Minutos después llega Ariel con Mario Burgueño, el manager del cuarteto, quien muy generosamente nos dio la posibilidad de la entrevista luego de coordinar agendas mutuas durante un par de semanas. Ariel está visiblemente de buen humor, nos saluda y nos invita a la sala: “vengan acá entonces zafamos del calor”. Agradecidos entramos a las sala. Es bastante grande pero también está muy ocupada con toda la equipada de Pez. A diferencia de la última vez que la visitamos, hay un lugar para los teclados. Más tarde entraría Juan Ravioli quien se sumó hace poco como miembro estable. Ariel se sienta en un costado sobre las cajas de viola. A su derecha una enorme e inabarcable lista con temas de Pez. Dieciocho discos incluyendo algunos en vivo sirven para completarla. Le pregunto por el festival de Baradero en el que compartieron escenario con Almafuerte “estuvo bueno pero siempre nos pasa que la gente se queda inmóvil cuando nos ve. No sabemos si les gusta o no” nos dice riéndose. Rápidamente la conversación gira hacia la figura de Ricardo Iorio y ahí se descubre su admiración por él “me animaría a decir que es el mejor letrista de rock argentino. Está entre él y Javier Martínez (Ndr. Cantante y baterista de Manal banda de blues urbano de los setentas) pero él tiene muchísimos más discos”. Le pregunto por el disco que iban a hacer juntos como homenaje a Facundo Cabral “Puede ser que salga, pero depende de Ricardo, de nosotros y que después nos llevemos bien al hacerlo”. Más tarde la cuestión del hacer recorrería la nota mezclada con la situación política actual y otras cuestiones relacionadas a la manera en que Pez llega a hacer sus canciones. Sobre el final mientras escuchábamos a todo volumen la mezcla final de Rock Nacional nos diría, “Discos es algo que se hacer. Yo puedo hacer una canción, ensayarla, meterme en un estudio, hacer una tapa y ponerlo en un kiosquito cuando salgo a tocar. Es lo que se hacer. No sé hacer otra cosa”. A continuación, la certeza de estas palabras.

¿Por qué llamaron al disco Rock Nacional y eligieron la tipografía de la revista Pelo para el nuevo logo de la banda?

Muchas veces los discos vienen con una idea acabada. Por ejemplo “Volviendo a las cavernas” era un título que existía desde antes y hablaba de lo que hablaba el disco. Este disco, en cambio, era un rejunte de canciones no tenía un título claro, por lo que no teníamos ni el título ni la tapa desde antes. Entonces, se me ocurrió “Rock Nacional” y después me empezó a cerrar por todos lados. Me cuesta explicar la razón, porque por ejemplo no es un disco de covers ni tampoco es un disco donde nosotros jugamos a remedar el rock nacional, lo que podrían ser dos opciones para unir las canciones con el título. Es más creo que hay discos de Pez que son más “rock nacional” que este último. No se porque justo ahora elegimos llamarlos así.  Si tuviera que decir algo creo que también habla de un  hacernos cargo de quienes somos, de donde venimos. Somos una banda más de rock nacional. Es una expresión que es rara pero cuando yo era chiquito se hacía esa salvedad. Estaba el rock y el rock nacional como si fuera otra cosa. Cuando pensé en eso, me pareció que cerraba sin saber cómo ni cuando. Además en la gráfica del disco cito una frase de Miguel Mateos (Ndr. fundador del grupo Zas con un incalculable éxito en los ochentas)  por lo cual se termina de redondear la relación que es muy amplia porque ahí está por ejemplo Manal, Miguel Mateos  y todo lo que hay en el medio.

Por otro lado a Pez siempre se lo intentó linkear con cierta tradición del rock nacional sin saber qué era y cuáles eran sus límites…

También podrían decir que hacemos rock nacional setentero. Por ejemplo el chiste de la tipografía de Pelo lo quiero hacer desde hace años. Es más ya teníamos la  P y la e y nos faltaba la z. Tanto Fósforo como yo, que somos lo más viejos de la banda fuimos lectores de la Pelo, la comprábamos, teníamos los posters. Somos de esa generación en que la revista un poco te contaba lo que pasaba. Son referencias. Tampoco se que quiere decir bien que se titule Rock Nacional y tenga la tipo de la Pelo porque como te decía antes hay discos nuestros que suenan mas a eso que este. Después cuando decidimos cual iba a ser la tapa se reafirmó más el nombre del disco y todo tiene que ver con todo. Al principio iba a ser una foto de un jean mío que tiene pintado un símbolo de la paz como si fuera Paolo el Rockero. Como no estaba muy claro mi idea era hacerlo simple, incluso con una foto sacada con el celular. Esto a nadie le gustaba. Entonces surgió la posibilidad de que participe el suegro de Fósforo (Ndr. García Bajista) que es dibujante (Ndr. Gerardo Canelo) y en diez minutos se armó una idea que cierra por todos lados. La tapa es una manifestación y un par de policías armados. En la contratapa está todo en acción…rock nacional (risas). Es un gran dibujo de comic. Justo habían reprimido en La Plata a días que Macri asumiera, por lo que todo cerró. Terminó reflejando la idea de contar aquel micro momento, que después no fue tan micro. Parece que la represión es un plan. Entonces la tapa no deja de ser lamentablemente actual.

En este contexto titular Rock Nacional al disco, puede ser una declaración de principios y de pertenencia en un momento donde se están definiendo posturas claras frente al contexto y lo que sucede ¿Hay algo de esto en la elección del título?

Yo leí a algunos que lo identificaron con nacional y popular. Si bien es sabido que adherimos, no viene por ese lado. Sin embargo hay algo claro, hace seis meses nadie hablaba de crisis, de falta de laburo, de represión, de pedido de documentos en los bondis y hoy es moneda corriente. Es eso lo que no nos gusta, no importa de donde venga. Por otro lado no me parece tan jugada la elección del nombre y de la tapa. Te diría que hasta Tan Biónica debe pensar que la policía no debe pegarle a la gente en las manifestaciones. Sin faltarles el respeto, los nombro en joda como banda Pro y que se lleva bien con el gobierno. Es un poco el lado del que estamos.

Pero Tan Biónica no lo dice ni lo pone en la tapa, hay una cierta postura y no me parece casual que la tengan por lo menos mirándola desde afuera.

A la vez en veinte años de historia nunca nos definimos tanto como ahora. Siempre nuestro modo de hacer habló de nosotros pero nunca hablamos explícitamente. En los últimos años empezamos a bajar algunas cosas.

¿Qué te convocó a vos en los últimos años para posicionarte?

Tal vez Fósforo podría ser más elocuente. Yo sé que es lo que me gusta y que no.  En los últimos años yo no escuchaba hablar de una desocupación galopante o la falta de laburo o del desprecio de no dejarte entrar a tu lugar de trabajo. Sin embanderarnos, y sin ser los Brancatellis del rock ya que en concreto nunca toqué en Tecnopolis, ni fui a ningún show organizado por el gobierno. A veces subimos una fotos  o comentamos algo y enseguida salen las brigadas anti K a decirnos: “se les acabó la joda tienen que trabajar. No van a estar más en  los festivales que cobraban fortunas”. Yo me río porque eso nunca pasó. Entonces como no le debo a nadie, puedo decir lo que pienso y siento. En eso estamos: diciendo lo que decimos y pensamos. Creo que un poco es saberse de un lado o del otro. No nos gusta como rumbea la historia y estamos del otro. En definitiva no hay muchos lados para estar ahora. Eso no se entendió en la última elección. Hubo gente que pensó que se podía estar en tres lados y no había tres opciones. Estabas en uno u otro.

Hay algo claro, hace seis meses nadie hablaba de crisis, de falta de laburo, de represión, de pedido de documentos en los bondis y hoy es moneda corriente. Es eso lo que no nos gusta, no importa de donde venga. Por otro lado no me parece tan jugada la elección del nombre y de la tapa. Te diría que hasta Tan Biónica debe pensar que la policía no debe pegarle a la gente en las manifestaciones. Sin faltarles el respeto, los nombro en joda como banda Pro y que se lleva bien con el gobierno. Es un poco el lado del que estamos.

¿Ponen en discusión la postura política antes de empezar a componer un disco?

Yo hago letras. No siento que estoy bajando línea o dejando para la posteridad lo que escribo. Hago letras como el panadero,  porque me gusta, es mi laburo y lo que hago. No las someto a la pregunta de qué van a pensar sobre lo que estoy diciendo o queda bien esto que estoy diciendo o no. Las hago y las banco. Lo mismo con el disco, capaz que veníamos haciendo discos metaleros y ahora hacemos todo lo contrario. Tal vez haya gente que no nos venga a ver más pero no me pregunto qué es lo que conviene. No podemos enroscarnos con el pensamiento del otro. Estamos para darnos el gusto, la razón o pifiarla nosotros para nosotros. Cuando hacemos una letra estamos expresando una opinión que es de lo que hablamos en la sala de ensayo antes de ensayar, por decirte algo. Nosotros hablamos de lo que pasa, entonces porque no íbamos a hablar de lo que pasa.

¿En el disco hay alguna referencia puntual al momento político?

“Calabacita” es una canción dedicada a Cristina (Ndr. Fernandez de Kirchner) recordando el momento en que se nombró a sí misma de ese modo riéndose de la prohibición de dejar el mando en los tiempos acordados. No deja de ser una postura y una toma de opinión, pero también es una cancioncita tierna que si no poníamos una foto de Cristina tal vez pasaba de largo. Cuando lo pusimos sabíamos que a algunos no le iba a gustar, pero no nos importó. Yo no pienso en eso. No soy tan Maquiavélico sino estaría tocando cumbia u otra cosa que me deje más dinero.

En cuanto al sonido en general  creo que el show en el Opera fue un quiebre en cuanto  a dejar la faceta más pesada de la banda y encaminarse a terrenos más calmos ¿Por qué se dio en este momento?

No sé por qué justo ahora. Sé que no somos monotemáticos en cuanto a lo musical. Desde siempre no quisimos encasillarnos en un sonido. Lo que pasa es que terminábamos tocando esas diferentes canciones siempre el mismo trío, lo que unificaba el sonido, pero desde la composición yo he intentado hacer composiciones que se acercaban al Tango, Bossa Nova o Folclore y ahí ya había una idea de apertura estilística. Lo particular es que esto lo hacemos cuando pinte. No hay un plan estipulado. Algo de esto tiene este disco. Cuando lo hacíamos pensaba en “The Game” de Queen que tiene un rock and roll, un tema disco, una balada, un rock pesado. Tiene canciones de cada barrio. Ese  es el disco que quisimos hacer nosotros porque había otros como “Nueva era…” o “Volviendo a las cavernas” que son monotemáticos. Eran pesados. En este caso queríamos que fuera otra cosa. Eso sí lo sabíamos, lo queríamos variado. Me gusta como quedó y como suena el disco.

Por otro lado sacan un disco por año ¿Necesitan hacer estos quiebres para no repetirse?

No siento que se agoten las canciones. En un show en vivo de Pez hoy a más canciones de hace diez años que nuevas por lo que nos siguen representando. Por otro lado no tenemos un feedback del público para saber que canciones funcionan o no. Hacemos un mix entre lo que nos gusta tocar y la respuesta del público. Creo que sacar un disco tiene que ver con una especie de ansiedad y con que se da que no somos una banda que se maneja con una discográfica y que va desmenuzando cortes del disco para que disco se estire tres años hasta agotarlo. Si bien peleamos con eso todo el tiempo, nuestra vuelta de gira es más corta lo que nos pone en seguida en el estudio. La ansiedad dicta que la gente quiere escuchar otra cosa. Si fuera por mí no sacaría un disco por año, lo sacaría cada mes y medio. Es lo que hacemos. No voy laburando las canciones ese año hasta dejarla buenas. Las componemos en lo que tarda en hacerse una canción. La hacemos, queda y esa es la canción. No tengo un proceso de duda y revisión.

¿Esto pasa también a la hora de escribir una letra?

Claro. Como soy menos letrista que músico no considero que tenga forma de hacer algo mejor. Las escribo y es eso salvo que pasados unos días me de vergüenza cantar lo que escribí. Ahí sí, lo cambio. En ese modo impulsivo de escribir lo que se te baja (sic) te vas de rosca.  Tal vez ponés algo que es un pavada.

¿Escribís en función de la música?

Sí. No soy de escribir. Yo no tengo cuadernos escritos que digan en una tarde acuífera (risas).Mis letras salen de la música. No hay una pretensión literaria ni  soy un gran lector. Las letras salen de cualquier lado pero igual banco mis letras. Creo que son muy literales, no hay mucho misterio porque no tengo una manera poética o rebuscada de mostrar situaciones o contar algo. Escribo mucho como hablo y me reconozco mucho en las letras por que hablan mucho desde mí y me parecen reales. Estoy ahí. No me gusta demasiado la poesía, no me interesa. Yo escribo canciones de rock.

Desde el punto de vista de la organización de banda siempre mantuvieron la independencia ¿Alguna vez intentaron con algún sello?

Y a la hora de Azione Artigianale ¿La idea era ampliar esta cuestión de la independencia para replicar la experiencia de ustedes a modo de sello?

Amigos nuestros vieron que podíamos hacer un disco y meterlo en una disquería. Entonces dijeron “vamos, yo también”. En vez de hacerlo cada uno por separado lo hicimos todos juntos, pero nunca fue un sello. Cuando para el afuera se transformó en eso y me mandaban demos de todos lados, decidí que no existiera más. Así nos pasó con cosas como el FestiPez. Al final sentí que había un interés de bandas por tocar y era un jurado. Decidía quien tocaba o no tocaba. No me gustaba. Tenemos una idea comunitaria, nos gusta, pero cuando vemos que funciona me da pánico y salgo corriendo. Nos podemos relacionar con un montón de cosas y hacer un montón de cosas, pero cuando veo que me ponen en otro lugar, me siento horrible. Ojalá que funcione el mundo comunitariamente pero que no pidan otra cosa. (risas). Yo quiero hacer canciones.

Hace poco sumaron a Juan Ravioli como miembro oficial ¿Por qué en este momento?

Volviendo al tema del título y lo que significa “Rock Nacional”, hay varias líneas que uno podría enunciar dentro de la música rock argentina. Si tuvieras que ubicarte en alguna ¿Dónde lo harías?

Si hay varias, hice la mía. O es una sola o yo tengo la mía o si son varias creo que hice la mía usando pedacitos o trazos de todas las demás. No me siento en una línea puntual. Así como me decías  que antes decía otra cosa, que eso es abrazar mi Géminis, lo cual quiere decir que no soy uno soy miles (risas), sobre la famosa dicotomía Charly versus Spinetta se ve resuelta de un modo impensado. Ninguno de los dos: Miguel Mateos .

¿Qué tiene Miguel Mateos, teniendo en cuenta que es bastante menospreciado en una ambiente semi culto del rock nacional?

Me gusta. Lo escuché en su momento cuando salió. Incluso cuando salió “Rockas Vivas”. Siempre fui así. En su momento cuando era pendejo escuchaba Kill em All de Metallica e iba a ver a Baglietto cuando tenía la banda con Fito Páez. Siempre fui así, nunca tuve un problema estético, estilístico y ortodoxo. Los giles que son así de cerrados la pierden. Lo que tiene Miguel después de muchos años es un modo de decir muy sencillo. Vos querías que hablara de cierta línea Spinetteana, pero como influencia tengo que citarte a Nebbia con quien toqué cinco años y fue decisivo. Me gusta todo.

Desde afuera no sorprendería que el viernes y el sábado que viene invites a cantar a Miguel Mateos. Nadie los va a putear…

Eso lo aprendimos un poco cuando fuimos a México. Ellos también llaman rock nacional al rock que hacen en México. Eso me encantó porque entonces no había un sentido específico. Cuando hablabas con ellos de rock nacional decías ¿de qué nación? Desde afuera tienen un concepto más global. Muchas veces estamos preconfigurados culturalmente por lo que se supone. Se supone que esto tiene onda o que es una grasada. Es muy de acá. Por ejemplo Ricardo Iorio grabando un tema de Roxette es un gran gesto. Rompe con eso. Entonces me encantaría que Miguel suba a cantar con nosotros. Me volvería loco. 

Viernes 4 y sábado 5 de marzo, 19hs.

PEZ en el Teatro Vorterix
Av. Lacroze y Alvarez Thomas

Invitados el viernes: Rusconi Organ trio
Invitados el sábado: Prietto

Anticipadas con descuento por sistema Ticketek (http://goo.gl/gxzR5s), Locuras (Once, Flores, Morón) y Oid Mortales.

 

, , , , , , , , , , , ,