Anomalia: “Cada cual vive el infierno a su manera”

Entrevistas | Presentación de "Una Vida en el Infierno"
Anomalia: “Cada cual vive el infierno a su manera”
Texto: Carlos Noro
Dom, 11/09/2016 - 19:00
Uniclub ?

A pesar de que gran parte de su tiempo está dedicado hoy a Los Antiguos, David Iapalucci no deja de lado su labor como violero de Anomalía; una intensa y extrema mezcla de deathcore con tendencias actuales. Antes de presentar su último disco “Una vida en el Infierno” este 11 de septiembre en Uniclub, recorremos algo de su historia y preguntamos qué implica proponer una visión no tradicional de la música extrema.

Más info acá

 Históricamente a cierto sector que escucha  las tendencias más extremas le cuesta  incorporar a su escucha propuestas más ligadas a sonidos “modernos” ¿Cuánto de eso les paso cuando arrancaron con la banda?

Desde que comenzamos con la banda tuvimos muy buena aceptación del público. Si bien era un estilo que mezclaba  thrash y death con cosas técnicas, quizá un estilo un poco jugado para lo que se venía escuchando acá, llegamos en un momento en que el oído del público se estaba abriendo mucho con la llegada de NWOAMH (new wave of american heavy metal) (Ndr Bandas que mezclaron algo de hardcore, algo de death melódico entre las que puede mencionarse como referente a Lamb Of God). Nos ayudó también que la imagen de la banda era bastante “death metal: pelo largo, voces tipo Carcass y una actitud bastante desenfrenada en el escenario.

Me imagino que habrá habido bandas con las que se sintieron "contemporaneos"…

En aquel entonces armamos una movida de bandas underground que un poco  tocábamos estilos no esperables. Podría  mencionar  Embodiment, Warbreed, Sorgsen, Pronoia, Those endless eyes, In Element por decirte algunas de las que me acuerdo…

En su momento Hugo García de Jedbangers los había denominado la primer banda de "metalcore" del país ¿Cuanto quedó de todo eso?

Quedo un grato recuerdo. Fue una calificación que nos sirvió mucho como publicidad, ya que si bien jamás perseguimos ese rotulo y yo componiendo, jamás perseguí ese estilo, a los fines por decirlo de alguna manera, comerciales,  nos acercó a mucha gente. Algunos vinieron por curiosidad, otros para criticar. Recuerdo que estaba de moda bardear el metalcore (risas) y otros porque eran fans del estilo. Lo importante es que nos escucharon y muchos continuaron haciéndolo.

Hace un año que editaron "Una vida en el infierno" pero recién lo están presentando. ¿Por qué dejaron pasar tanto tiempo?

En realidad lo estamos presentando desde el año pasado en algunas fechas de el Gran Buenos Aires y algunas provincias del interior. Hacia bastante que no tocábamos en vivo y aprovechamos las buenas invitaciones que tuvimos. Por otro lado, tenemos el lema de no nos corre nadie y decidimos planearlo con tiempo para estar más relajados.

Desde la lírica el disco propone describir los estados oscuros que transita el ser humano. Hay una búsqueda para salir de esos estados o es más bien una descripción de los mismos?  ¿Este sería el eje conceptual del disco?

Sin duda, bien dicho, es el eje del disco. Respecto a  lo de salir de los estados de oscuridad creo que eso lo decide cada uno. Estamos lejos de querer transmitir un mensaje de salvación. Cada cual vive su infierno a su manera. Algunos quieren salir y otros allí son plenos. Nosotros solo describimos como es transitar eso estados.

Desde lo musical ¿Qué  diferencias hay entre el primer disco “Mea culpa” y “Una vida…”?

Cuando empecé a componer canciones de Mea Culpa tenía 15 años. Muchas cosas sucedieron desde aquel entonces que impactaron en mi composición. Por otra parte, desde que salió  hasta hoy, cambiamos muchos de integrantes. Todo esto, se traduce en que  ese disco fue una tormenta de ideas un poco “desparramadas” y  en la ejecución en vivo a veces flaqueaba. En est segundo, con el equipo que armamos con Javier Cuello  (batería) y Ariel  Olarte(bajo), las ideas fueron más fáciles de llevar a la realidad, la ejecución mejoro exponencialmente, y todo esto resulto en un concepto musical más organizado y contundente.

¿Hay un acercamiento a lugares más experimentales que transitan bandas con The Dillinger Escape Plan?

El concepto de nuestra música es justamente es ese, experimentar y explorar. Cada vez nos metemos más en eso. Es adictivo. Es la parte más divertida del jueguito.

¿A quienes sienten hoy como colegas musicales acá y afuera? ¿Por qué?

De acá, a Pronoia, Avernal, Dragonauta, Sur Oculto, Poseidotica, In Element, entre otras. Más allá de que todas tocan distintos estilos, son bandas que siempre experimentan y son genuinas. De afuera, Opeth, Sikth, Meshuggah, por el mismo motivo que mencione antes.