Florencia Ruiz “Compartir música es crecer”

Entrevistas
Florencia Ruiz “Compartir música es crecer”
Texto: Carlos Noro | Fotos: Cecilia Dalla Cia

Fruto de una búsqueda intensa y constante, la carrera de Florencia Ruiz ha logrado construir su propio y elegido espacio a lo largo del tiempo. Seis discos de estudio, un disco de remixes – versiones, una recopilación y un disco en colaboración con su amigo Ariel Minimal hablan de su obstinación a la hora de ir construyendo su lugar en una espacio musical en el que muchas veces la soledad de su guitarra parece ser su única compañía; pero que ella misma define como “fruto del trabajo de un montón de amigos que colaboran para que cada obra salga a la luz”. Tal vez por eso cuando a lo largo de la nota transitamos aspectos relacionados a la manera de entender su propio proceso creativo, escuchamos a una Florencia que plantea cuestiones indisociables ligadas a la relación entre su vida cotidiana y su obra “Para mí la vida y la obra es lo mismo. Tu vida es tu obra por lo tanto debe existir una coherencia. No se puede ser de una manera sobre el escenario y de otra fuera de él” sentencia y es imposible no pensar en este nuevo disco denominado “Parte” en el que un intercambio de cinco años con el Mono Fontana (ex integrante de la banda de Luis Alberto Spinetta y toda una referencia a la hora de nombrar músicos que reciben unánimes muestras de admiración de sus colegas) se transformó en grabación. Desde ese lugar al que define como “uno de esos proyectos que está ligado a la emoción” Florencia relata gran parte de lo que ha vivido en estos últimos años: parte de su experiencia en Japón (donde suele viajar a presentar su música), el recorrido realizado junto al Mono al interpretar sus canciones y fundamentalmente el proceso que la convirtió en madre. Tal vez por eso no es casual que el círculo se cierre y a la hora de hablar de su obra también mencione a su hijo “Creo que las emociones son uno de los motores más grande que tenemos. Lo que le voy a dejar a mi hijo es mis discos. Ahí está gran parte de lo que soy” dice y abre el juego para nuestras preguntas.

Mono Fontana-flOrencia ruiz presentan "Parte" este 30 de septiembre Sala Caras y Caretas, Sarmiento 2037. Más info acá

¿Por qué decidieron grabar el disco en vivo y con público?

Muchas veces pasa que uno empieza a grabar y empieza a pensar cosas que van más allá de lo que implica tocar el instrumento en sí. Aparece la sensación que lo que uno toca lo podría hacer mejor y la verdad es que sí, uno lo podría hacer mejor (risas). Por eso, la energía amorosa que te da la presencia de otros es como que cierra la obra. Estos proyectos tiene una idea medio fósforo, te juntás una sola vez y sale o no. Queríamos registrar el laburo que veníamos haciendo hace cinco años y encontramos este momento y esta forma. Se dio todo de esta manera.

¿Regrabaron alguna parte teniendo en cuenta que estaban en un estudio?

No queremos recalcar esto, pero tocamos todo solamente una vez. Creo que era la única manera porque el dúo tiene esta cuestión relacionada al no ensayar, lo que te obliga a estudiar un montón porque si uno no estudia el tema, se nota. Este disco es como una foto que queda plasmada en el momento. Fue algo parecido a un show pero en estudio.

En el contexto de ese formato de dúo ¿Qué sentís que le aportás vos al Mono desde lo musical?

Yo la verdad no sabría decir qué le aporto, incluso a veces me lo pregunto. Yo creo que a él le gusta mi música y le encanta el formato dúo. Creo que después de tocar tantos años con Spinetta no sé si queda mucho por hacer, más si tenemos en cuenta que la música del Mono es genial.

¿Y él a vos específicamente?

Para mí siempre compartir música es crecer, sea quien sea. En muchos aspectos tocar con El Mono te eleva. Para tocar con él tenés que estar a su altura, eso implica entender para donde puede llegar a ir, estar muy abierta a la percepción y a la intuición como para saber que puede llegar a generar. Por ejemplo seis temas que incorporamos en el disco jamás lo habíamos tocado. Fuimos y los grabamos. Creo que en algún punto tiene que ver con un aspecto similar a lo que sucede con el amor. Si algo funciona, funciona. No tiene mucha vuelta. Preferimos ir por un camino natural y es lo que nos sale.

El disco se llama “Parte”, un concepto con un sentido bastante amplio ¿Cómo decidieron titularlo de esa manera?

También se relaciona por con la idea de ser parte. Nosotros no tenemos un perfil muy exitista, hacemos un camino bastante lento. Creo que es el único posible, porque es el que está ligado a mis valores y creencias. Nosotros somos muy de la vida cotidiana, de disfrutar de nuestras familias y también vivimos la música.

En relación a lo que decís, me resuena esta particular decisión de grabar el disco de esta manera y no especular con lo que podría pasar ¿Esto generó un ambiente distinto a la hora de tocar las canciones?

Tranquilamente podría haber sido otro día en otro lugar y pensado de otra manera. Yo estaba muy nerviosa por lo que significaba grabar con él. Luego cuando empezás a tocar, te sumergís en un mundo paralelo. Por ejemplo en dos o tres momentos de la grabación estoy llorando. Parece ridículo pero pasa. Por ejemplo al escuchar en el medio de “Viviré” una melodía de Lennon, me sentí desbordada. Luego al tocar “Buscando en mi” y “Susurro” que compuse para una serie japonesa también me conmocioné porque representan cosas muy amadas por mí, sentí que me llevaron a otro lugar.

Precisamente tenés una relación particular con Japón, tus discos se editan allá y vas a tocar seguido ¿Cómo se origina?

¿Tenías alguna relación con la cultura japonesa o fuiste encontrando similitudes?

Algo de literatura y no mucho más pero con el tiempo me di cuenta que tengo cosas en común. Por ejemplo los japoneses son muy reglados para todo. Yo también soy de esa manera. Respeto mucho el trabajo, el sacrificio. En mi caso no conozco el ocio. Me gusta trabajar mucho. 

, , , , , , , , , ,