Stone Giant: “Entregué mi vida a estar donde la música me lleve”

Entrevistas
Stone Giant: “Entregué mi vida a estar donde la música me lleve”
Texto: Carlos Noro

La frase “nadie es profeta en su tierra” podría aplicarse a la historia de Stone Giant si tenemos en cuenta que la banda está conformada por un tecladista brasilero (Joao Nogueira) un bajista portugués (Pedro Zappa), un baterista cubano (Alejandro Enríquez Tarride) y liderada por el vocalista y guitarrista argentino Sebastián Fernández quien conoció a sus compañeros y formó la banda mientras estudiaban en la famosa escuela de música de Berklee en Boston. Aprovechamos que pisan por primera vez el Teatro Vorterix para que Sebastián nos cuente de qué se trata armar una carrera en el exterior, dejar de sentirse extranjeros, venerar los setentas y estar mano a mano con el mismísimo Jimmy Page

Estás con una banda con un perfil multicultural ¿Qué tan complicado es compartir un grupo con gente de distintos países y culturas?

No lo veo muy complicado porque logramos tener un entendimiento musical que nos incluye a todos. Por otro lado como somos un Argentino, un Cubano, un Brasilero y un Portugués y al mezclamos todos los idiomas y  terminamos inventando algo así como nuestro propio lenguaje (risas). Entonces termina siendo muy interesante y da por resultado las influencias que tenemos en nuestra música.

Por otro lado decidieron cantar en inglés. ¿Qué te parece que te aporta cantar en este idioma?

Yo siendo argentino siempre estuve conectado con el inglés, tengo familia acá e incluso estudié en un colegio donde aprendí el idioma y se me hizo familiar. Por otro lado siempre escuché el rock clásico de los setentas en inglés y esas son mis grandes influencias. Obviamente el español es mi primer idioma, pero simplemente no me nace cantar en español, me siento incómodo tal vez por todo esto que te digo. Por otro lado cantar en inglés nos permite expandirnos globalmente. Siento que hay un límite cuando las bandas cantan en español que el inglés no tiene.

Eligieron un nombre bien setentoso. ¿Qué significa para vos?

Si la verdad es bien setentoso. Incluso cuando le contamos a alguien que no nos conoce resuena mucho como si hubiera sido escuchado antes. La historia del nombre no es muy setentosa. Necesitamos uno nombre y Joao fue a ver la película “The Hobbit”. En una parte aparecieron unos gigantes de piedra que se llaman Stone Giants. Nos gustó el sonido y lo hicimos singular. Esa fue la historia y no en muy setentosa (risas)

Vas a hacer un Teatro Vorterix algo que para las bandas nacionales no es fácil de concretar. ¿Cuánto te parece que les suma estar radicados en Estados Unidos?

Suma y mucho. Parece que cuando uno se va del país logra más confianza por parte de la gente. Tal vez el recorrido que hicimos nos agrega una especie de prestigio que resulta interesante para algunos y eso suma. Quizás si fuésemos una banda argentina, cantando en español y haciendo una música parecida tal vez no nos estarían dando tanta atención como la que estamos recibiendo. Creo estar allá genera que podamos hacer una noche en Vorterix.

Mencionas entre tus influencias Sabbath, Zeppellin, Hendrix y  Floyd  ¿Qué sentís que aprendiste de cada uno? ¿A quien agregarías?

Me gustan tanto todos que se me meten de manera inconsciente en la manera de tocar. Creo que de los primeros lo que más me quedó es la potencia del riff. Lo mismo las particularidades vocales de Ozzy y Plant. He aprendido mucho de ellos. De Floyd aparece toda la psicodelia que en lo nuestro se percibe mucho en como encaramos la interacción con los teclados. Si tuviera que agregar a alguien sumaría blues y específicamente Stevie Ray Vaughan aunque no creo que se escuche mucho esto en nuestro sonido.

Argentina tiene una gran tradición de rock pesado setentoso. ¿Hay algo de esa época con que te identifiques?

No tengo mucho conocimiento del rock nacional. Obvio que los conozco de nombre pero no los puedo nombrar como influencia. Al que si conozco es Pappo y me encanta. Me gustaba mucho esa manera de cantar como si no le importara y creo que sus primeros discos suenan muy parecido a Sabbath. Me encantaba lo que hacía.

Tuviste la posibilidad de conocer a Page en persona. Muchas veces eso sorprende para bien o para mal. ¿Qué pasó en tu caso?

Estas girando por Estados Unidos. ¿Cómo es el proceso de entrar en el circuito siendo extranjero?

Lo principal es que estamos en un momento en el que no nos consideramos extranjeros. Toda la movida de Berklee y estar instalados acá no nos hace sentir de esa manera. Por otro lado suele pasar que la gente nos conoce, escucha la banda, nos van a ver tocar y recién cuando tienen la posibilidad de hablar con nosotros se dan cuenta que somos de otro país.

¿Qué te produce volver y tocar en Argentina?

Me parece lo más lindo que me puedo suceder. No estaría en la situación de volver a vivir a la Argentina,  principalmente porque uno como músico tiene que seguir expandiéndose y siento que este es el lugar donde tengo que estar. Yo entregué mi vida a estar donde la música me lleve. Siento que de a poquito las cosas en Argentina se están dando y me parece que vamos a querer volver. Espero que no llamen. Nos encanta estar allá.