Katrína “Kata” Mogensen de Mammút: “Atravesamos largos períodos de odio y amor”

Entrevistas
Katrína “Kata” Mogensen de Mammút: “Atravesamos largos períodos de odio y amor”
Texto: Carlos Noro

Sabemos que Argentina tiene una interesante movida Indie y que Niceto Club es una de las sedes más repetidas a la hora de recibir nuevas propuestas. También conocemos a Islandia por figuras experimentales como Björk o los geniales Sigur Ros quienes también vendrán a fin de año. Lo cierto es que este 26 de Septiembre el turno serán para los interesantísimos Mammút quienes vienen haciendo mucho ruido con su muy buen disco “Kinder Versions” en donde el postpunk más rockero también aparece con fuerza. Katrína “Kata” Mogensen, su cantante (capaz de pasar del inglés al islandés sin problemas) nos cuenta de que se trata todo esto.

Cuando uno piensa alguna referencia a cantantes femeninas en Islandia enseguida aparece la figura de Björk (en tu caso bastante cercana, ya que tu Padre Birgir Mogensen fue músico de ella). Desde lo musical ¿Hay alguna cosa en que se vean reflejados?

Para mi Björk es una especie de reina de nuestra música, aunque nosotros no tengamos tantas coincidencias con su propuesta musical. Ella nos abrió las puertas al mundo y todavía es la persona más conocida de nuestro país. Puede ser que mi voz y mi acento recuerden a ella principalmente porque las dos somos mujeres y tenemos el acento propio de una isla donde viven nada más que trescientas mil personas. Casi que nos conocemos entre todos (risas). Lo cierto es que nunca pensamos nuestra música o nuestras letras relacionadas a ella. ¡Jamás nos atreveríamos a copiar a la maestra! (risas).

Hacer un disco un quilombo. Hay que trabajar un montón y de alguna manera te chupa todo el tiempo, dinero y salud mental que tenés

Cuando comenzaste la banda tenías 14 años. Me imagino que fue todo un desafío crecer haciendo música ¿Que conservás de esa época y que fuiste cambiando con el tiempo?

Lo primero que te puedo decir es que cuando tenés catorce años no estás pensado en desafíos, la sensación es que todo va sucediendo sin que vos puedas hacer mucho por detenerlo. Recién cuando miro para atrás me doy cuenta que eramos cinco adolescentes aburridos en una isla que logramos hacer lo que quisimos y con un gran resultado. Nunca nos dimos cuenta de lo que hicimos hasta que empezamos a mirar para atrás. Hoy aprecio mucho ese recorrido. Más allá de todo esto no hemos cambiado mucho. Creo que hacemos una mejor música y ¡que ahora estamos enamorados de otras personas! (risas).

Los primeros discos fueron cantados en Islandés y ahora estas cantando en Inglés. ¿Qué beneficios hay en cantar en una u otra lengua?

Después de nuestro tercer disco en islandés (Ndr. Komdu til mín svarta systir (come to me, my dark sister)) queríamos dar un paso más. Principalmente sentíamos que necesitábamos un nuevo desafío que incluyera nuevos experimentos musicales. Por otro lado nos parecía que tres discos en Islandés resultaban suficiente para una lengua hablada por tan poca cantidad de gente. También creo que había todo una porción de público en el extranjero que querían saber de qué se trataban las letras. ¡O aprendían ellos, o cambiábamos nosotros!(risas). Finalmente funcionó muy bien, así que vamos a mantener las letras en inglés, aunque quien sabe tal vez algún día hagamos un disco en sueco o en klingon (Ndr. Idioma imaginario que hablan los personajes alienigenas de Star Trek) (risas).

Teniendo en cuenta la presencia de las letras en inglés ¿Cómo es ahora la nueva lista de temas? ¿Hay alguna adaptación de alguna canción al otro idioma?

Particularmente en este setlist respetamos las canciones que hicimos en cada idioma. En definitiva hacemos cuatro o cinco canciones del tercer disco y el resto es todo para Kinder Versions. Nos gusta mucho como quedó el disco y la idea es presentarlo lo más que podamos.

Muchos ubican a la banda en la escena Indie o Post Punk ¿Dónde la ubicarías vos? ¿Cómo definirías las música de Mammut para quien no la conoce?

Siempre nos pareció que la idea de que nos etiqueten en un género determinado es algo medio tramposo. Primero porque nos encasilla y no queremos eso y segundo porque creemos que todo se reduce al rock. Creo que eso es lo que mejor nos define: somos Mammút, una banda de rock.

Kinder Versions utilizó el crowdfunding para financiarse ¿Por qué decidieron ir por ese camino? ¿Cómo resultó?

Hacer un disco un quilombo. Hay que trabajar un montón y de alguna manera te chupa todo el tiempo, dinero y salud mental que tenés. El crowdfunding sirvió un poco para sacarle algo de presión a todo este proceso. Es una idea genial que en esta época que vivimos sirve para mantener un proyecto y a mismo tiempo hacer felices al artista y a los fans. Nos encantó haberlo hecho.

¿Cómo describirías el proceso de grabación del disco y el resultado final? 

Cada álbum es muy diferente. Tal vez el proceso en torno Kinder Versions fue muy desafiante y complicado, pero no podríamos estar más contentos con los resultados. Atravesamos largos períodos de odio y amor pero creemos que eso es un gran signo de que logramos una gran pieza de arte. Nos encanta nuestras nuevas canciones, especialmente las gira en vivo.

¿Hay algunas que distrutan tocar más que otras?

Hay algo muy particular con esto. Todas ellas son muy diferentes pero al mismo tiempo todas son muy importantes para el concierto en sí. De alguna manera también pasa que cada una de ellas tiene su historia, pero no pueden pensarse de manera aislada. Es como un gran cuadro en el que uno puede ver cada detalle o como un tren: si dejás un vagón afuera todo se descontrola. Es como un

La banda tiene una fuerte presencia femenina. ¿Cómo crees que esto configura la manera en que hacen música?

Es difícil de decir, ya que es la única manera en la que hemos hecho música. Creemos que los hombres y las mujeres son diferentes y nos encanta trabajar juntos, usando nuestros poderes que vienen de ambos lados. Los seres humanos son increíbles cuando se unen para hacer arte. En nuestro caso somos como una especie de gran familia que contiene todas las aristas de lo que puede ser un ser humano.

En varias entrevistas se los escuchar hablar de las tradiciones de Islandia ¿Cómo se refleja esto en la música que hacen?

Yo diría que hoy por hoy estamos muy afectados por el clima, no tanto las tradiciones. Sin embargo, cecer en Islandia y hacer música allí durante años ha sido un hermoso privilegio. La gente es muy generosa ayudando a que los pequeños conciertos funcionen. Participa, le gusta ser protagonista. Además en la isla uno puede encontrar espacios de soledad para hacer música en casi cualquier lado. Creo que eso nos ha influenciado. Queremos mucho a la isla a pesar de que rara vez estamos tocando por allá.

Argentina tiene una muy buena escena de rock indie. ¿Qué esperan encontrar?

Es nuestra primera vez en Argentina y estamos muy, muy emocionados. El plan es ir a algunos conciertos de rock y después bailar tango en la calle. ¡Queremos ir ya!