Javier “Knario” Compiano de Plan Cuatro: “Les vamos a patear bien el ojete”.

Entrevistas
Javier “Knario” Compiano de Plan Cuatro: “Les vamos a patear bien el ojete”.
Texto: Carlos Noro | Fotos: Plan 4

Si bien la música de Plan cuatro remite instantáneamente a lo que sucedía en los noventas y al principios de los dos mil, quedarse solamente con esta sensación sería un error. Cuatro discos y un quinto por salir “Llevá tu mente al límite” dan la pauta de que lo que comenzó como una continuidad previsible luego de la separación de Raiz, hoy es una interesante mezcla que incorpora sonidos contemporáneos y que no reniega de su adn ligado al BAHC. En este contexto, la presentación del disco este 8 de septiembre en el Teatro Vorterix es una gran ocasión para charlar del presente, algo del pasado y del lugar del grupo en la escena actual de la música pesada.

La banda siempre se caracterizó por tener un sonido por así decirlo "contemporáneo". ¿Están atentos a nuevos sonidos y técnicas de grabación?

Estamos atentos a las novedades en cuanto a sonido, siempre y cuando sirvan para que encontremos el audio que buscamos. Más que nada buscamos gente que esté al tanto de esto, ya que en realidad no somos nosotros quienes grabamos nuestros discos sino que solemos trabajar con gente externa para cada lanzamiento. En este caso se utilizaron tres estudios. Las baterías se grabaron en La Nave De Oseberg por Seba Manta, las cuerdas y voces en No Pous Records por Martín Merayo, mientras que la mezcla y el mastering lo hicimos en PGM por Nico Gighlione. Creo que este disco logramos el mejor audio posible, es lo que buscábamos desde el primer disco. Un poco haber trabajado con distintos estudios mejoró muchísimo el resultado. Estamos felices con lo que logramos.

Es la primera vez que Pehuen Berdún está en el estudio con ustedes ¿Cómo fue el proceso de incorporarlo a la dinámica de la grabación? ¿Qué sentís que le aportó al grupo?

Lo de Pehuén es demasiado (sic). ¡Es muy jóven! Imaginate que empezó el proceso de composición solamente con veinte años y en pocos meses logró el audio que estábamos buscando. Contribuyó con canciones y riffs a lo loco. El disco se compuso por un lado con canciones que arrancaron de Pehuén y Gonza (Ndr. Gonzalo Espejo, baterista) y por otro lado con canciones que arrancaron de Pehuén y yo. Luego nos pasamos lo hecho entre Pehuén, Gonza y yo y terminamos de cerrar las canciones para luego juntarnos con Lechu (Ndr. José Matías Maharbiz) y ya arrancar con la preproducción y detalles. Su performance en el disco fue increíble y más si se tiene en cuenta que es el primer disco que grabó. Es una bestia ¡y con oído absoluto!

Grabaron 16 canciones y dejaron 4 afuera para un futuro a Ep ¿Cuál fue el criterio para dejar los temas afuera?

Vamos a hacer algo con esas cuatro canciones el año que viene aunque no sabemos exactamente en qué contexto. Entre ellas hay un cover y un tema viejo regrabado. Para decidir sobre los otros dos, que son temas originales, nos fijamos en como quedaba el orden de las canciones, Las que quedaron afuera no son malas canciones ni por asomo, solo que las otras doce eran las que mejor quedaban juntas.

Decidieron regrabar "Entre la vida y la muerte", más allá de que sentían que debían dar una vuelta a la grabación ¿Qué significa hoy por hoy la letra?

Es una letra que habla de los demonios internos. La siento muy actual ya que es una temática que se repite en cada disco y en nuestras vidas. Luchar contra los males dentro de uno mismo. Los enemigos son a veces externos y otras veces vienen desde nuestras entrañas.

También decidieron hacer el cover de Madball "100 por ciento", ¿Por qué Madball? y particularmente ¿En qué cosas sentís que Plan 4 muestra su faceta hardcore?

El hardcore está muy ligado a Plan 4. Lechu tocó en Massacre, Sudarshana, Restos Fósiles, lo mismo Gonza con Vrede que era una banda que compartía mucho con el BAHC. A mí es un estilo que me encanta, con frontmens muy escénicos y mucho groove también. Madball fue una banda siempre presente en nuestros gustos. Con Raíz habíamos grabado Nuestra Familia ya en los 90´s. 100 x 100 es un temazo que es en castellano y que habla de los fans y nuestros amigos que están siempre cerca. Nos pareció el momento de grabarla.

En los epks que sacaron hablaban de que el sonido es más agresivo, incluso vos específicamente mencionás que volvieron a afinar en Drop B ¿Por qué decidieron retomar el perfil más agresivo?

Es la que usamos en los 3 primeros discos. Cuando entró Eze Arias luego de que se va Lea, nos pidió afinar en B (Si) abierto y en el momento nos pareció bien. Luego de todo el proceso nos pareció que habíamos perdido fuerza y agresión en el audio así que decidimos volver al Drop B para este disco. Creo que sin lugar a dudas fue el camino correcto para lograr un sonido y composiciones mucho más agresivas y retomar donde habíamos quedado en En Mil Pedazos.

También hablás de Horizonte Rojo Sangre como un disco de transición ¿A qué se debe?

Horizonte... es un disco un poco más melódico y con un sonido distinto a lo que veníamos haciendo. Se dio así por lo que te mencionaba antes. La guitarra es un tono muy dominante en este estilo y afecta a toda la composición. Yo incluso canté un poco más melódico en ese disco por el tipo de acordes que se usaron. Se dio así, ni loco digo que sea un mal disco. Pusimos toda nuestra energía como siempre para lograr el mejor disco, pero ir hacia ese otro lado nos dio perspectiva para ver qué es exactamente lo que queríamos y que es lo que mejor quedaba con el sonido de Plan 4.

El primer videoclip es "En la Eternidad" y se suma a "Lleva tu mente al límite" ¿Por qué decidieron que fueran los primeros cortes? ¿Qué representan respecto al disco en su totalidad?

Nos gusta Lleva Tu Mente Al Límite porque es el título del disco y creemos que la canción resume parte de la idea del disco que es lo que te contaba en la pregunta anterior. En La Eternidad representa parte del costado más melódico, y creemos que es un temazo. Igualmente las canciones son muy distintas entre sí. Es imposible representar todo el disco con pocas canciones. Hay una canción que es un melo death/black metal que no lo vas a encontrar en ninguna de las otras canciones. Igualmente vamos a hacer casi seguramente la mitad del disco en videos.

Particularmente en esta canción (En la eternidad) jugás con varios rangos vocales ¿Cómo vas trabajando la técnica para poder lograr esa versatilidad?

Desde que comencé a cantar siempre trabajé en mi voz aunque más intensamente a partir de 2003. Cada persona tiene más o menos habilidad natural sobre diferentes aspectos pero para potenciarlos hay que trabajarlos indefectiblemente. Yo comencé siendo un growler en 1992/93 y a medida que pasaron los años fueron apareciendo diferentes estilos de cantar dentro del metal. Siempre me gustó mezclar voces limpias y podridas. Fear Factory es una banda que me mató cuando apareció justamente por eso. Siempre me gustó el death metal y el pop de los 80´s también. Me encantan los extremos de ubicar melodías y gritos en una misma canción. En este tema es lo que creo que había que hacer. La canción lo pedía.

Llevar la mente al límite puede tener varios significado ¿En cuáles pensaron ustedes?

Nuestras letras siempre tuvieron en parte esa temática de auto superación y autoayuda pero esta vez queríamos plasmarlo expresamente en el título. Queríamos un título positivo y que tenga ese toque hardcore que te comentaba antes también.

Desde hace un tiempo estás en Vorterix Metal y además soles trabajar en apoyo de visitas extranjeras ¿Cambió algo en tu manera de ver la escena?

Si, por supuesto, pero no para mal, al contrario. Siempre fui muy dado con mis colegas y con Vorterix Metal estoy aún más en contacto con ellos y solo me confirma el gran nivel que hay en nuestra escena. Además es un espacio donde trabajo con mucha libertad y se fue tornando muy importante para el metal y el hardcore en Argentina. Con respecto a trabajar en producción con artistas internacionales, me dio una gran perspectiva de lo que teníamos de bueno y que cosas podíamos mejorar con Plan 4 y también en la escena en general. Principalmente el trabajar más ordenada y profesionalmente. Llevo ya 10 años laburando en esto y aprendí un montonazo.

Fuiste de visita en el Wacken y terminaste en el escenario con Heaven Shall Burn ¿Cómo fue esa experiencia? ¿Qué sentís que hay en común con los alemanes?

Fue una experiencia increíble. Imaginate lo que es cantar en uno de los escenarios principales del Festival con más de 80.000 personas en frente. Justamente a los Alemanes los conocí en el show de Carcass, Lamb Of God y Heaven...Yo trabajaba en la producción del evento pero aparte fui invitado por Chris Adler de LOG a cantar en la prueba de sonido de la banda ya que yo canté en la Clínica de batería que él dio en 2016 y habíamos quedamos en contacto. Ahí en la prueba de sonido donde canté “Redneck”, los Heaven...estaban de espectadores y no sabían que yo era cantante. A los locos les gustó mi voz y al enterarse de que yo iba al Wacken y que era fana de Edge Of Sanity, me invitaron a cantar un cover de los suecos que ellos tocan al final de su set. Yo pensé que no se iba a dar, pero cumplieron con su palabra. A veces lo pienso y no caigo, fue una locura todo eso!

El show del 8 incluye a Mattogrosso y a Bandera de Niebla como invitados ¿Qué le aporta cada uno al espectáculo?

Ambas bandas son muy amigas nuestras y son muy buenas. Mattogrosso tiene un estilo bastante groove metal y Bandera De Niebla es una banda de crossover excelente. En estos shows buscamos conjugar esos dos elementos para decidir a quién invitar, buenas bandas y buenas gentes.

Los shows de presentación suelen ser bastante desafiantes principalmente porque las canciones todavía están incorporándose ¿En qué punto están?

Este va a ser un show lanzamiento, así que vamos a tocar los tres temas que fueron singles de adelanto y uno más del que vamos a filmar un video en vivo. El disco se va a poder conseguir físico ese día por primera vez. El Vorterix es un lugar buenísimo en cuanto a posibilidades técnicas así que eso lo hace especial. ¡Les vamos a patear bien el ojete como de costumbre, pero con toda la onda! (risas).