Con Diego Valdez de Iron Mask: “No sentí en ningún momento que me vieran como un bicho raro”

Entrevistas
Con Diego Valdez de Iron Mask: “No sentí en ningún momento que me vieran como un bicho raro”
Texto: Carlos Noro

Hasta el año pasado el vocalista (ex Skiltron, Triddana, Electro Nomicon, Eidyllion, Retrosatan, Azeroth entre otras) parecía haber encontrado su lugar en el buen momento de Helker pero decidió dar un paso al costado para continuar vida y carrera en Europa. Allí uno de sus recientes proyectos se llama IronHasta el año pasado el vocalista (ex Skiltron, Triddana, Electro Nomicon, Eidyllion, Retrosatan, Azeroth entre otras) parecía haber encontrado su lugar en el buen momento de Helker pero decidió dar un paso al costado para continuar vida y carrera en Europa. Allí uno de sus recientes proyectos se llama Iron Mask una propuesta de origen Belga pero que, como suele suceder, incluye músicos de todo el mundo. Ese proyecto lo traerá de nuevo a la argentina este 5 de Mayo en la Trastienda mientras paralelamente se pone en los zapatos del gran Dio armando un grupo con los músicos que fueron parte de su formación más reconocida. Habrá que ver que sucede.

¿Cómo fue la convocatoria para participar de Iron Mask? ¿Que te sedujo de la propuesta?

Hoy en día la Internet tiene la ventaja de que vos como músico podés hacerle llegar tu trabajo a quien quieras. Esa fue la situación que se dio en este caso, Dushan ( Ndr. Petrossi, guitarrista belga y líder la banda) escuchó algo de mi trabajo y se contactó conmigo para ofrecerme grabar un álbum. No fue una historia muy glamorosa la verdad (risas), en primera instancia me encontró muy ocupado y tuve que declinar la invitación pero yo conocía algo del trabajo de Dushan y siempre me gustó. Así que cuando me llamó por segunda vez yo estaba más aliviado y pude aceptar. En ese momento ya había un cantante grabando Diabolica pero Dushan no estaba del todo conforme, así que cuando supo que yo podría hacer el trabajo hizo el cambio y ¡acá estamos!

¿Cuál fue tu participación especifica en Diabolica?

Solo cantar y hacer pequeñas sugerencias y cambios, Dushan se encarga de todo en la banda y es un compositor tremendo, me envió todo prácticamente listo y parecía hecho para mí, prácticamente no tuve que cambiar nada

Desde lo lírico la banda trabaja muchas temáticas relacionadas a la literatura ¿Eso es un incentivo a futuro?

Es una visión diferente de lo que yo estaba acostumbrado, uno siempre cantó con temáticas sociales y de “protesta” mayormente. Supongo que tiene que ver con las diferentes realidades de donde vive cada uno, en Bélgica es más fácil hablar sobre Galileo. En Argentina quizás se complica más. Para mí fue curioso estar cantando sobre personajes históricos o literarios, es diferente pero no deja de ser interesante

Con Helker habías logrado un nivel de producción importante en argentina ¿Qué diferencias encontrás a la hora de trabajar con una banda europea?

Lo cierto, o lo que yo pude ver es que no hay quizás tanta diferencia. Esto no es un camino fácil en ninguna parte del mundo, pero si hay otra infraestructura y una disposición más respetuosa para con el músico en general. Por supuesto hay excepciones tanto allá como acá

Por otro lado dejaste a la banda en un gran momento ¿Sentiste que habías llegado a un techo?

En realidad la situación no fue como la mayoría de la gente cree, no fue una ida dando un portazo. Cuando yo les planteo a los muchachos mi necesidad de cambiar de vida mudándome a España, yo ofrecí continuar con la banda a distancia. Mi propuesta era volver a argentina y alrededor de dos o tres veces al año para hacer tours de varios shows cada vez, los muchachos lo pensaron y consideraron que no era practicable,. Yo lo entendí y ellos me entendieron a mí, ya que los chicos querían continuar con el mismo ritmo con el que venía la banda así que no quedó otra que tomar caminos diferentes. Fue una etapa triste ya que mi anuncio lo hice con varios meses de anticipación. Terminamos el disco Alma de fuego que llevaba cuatro años de atraso e hicimos los shows que restaban sabiendo que se acercaba el final. La verdad es que fue doloroso para mí, estuvimos juntos por diez años y vivimos muchas cosas como banda y como amigos, todo fue en los mejores términos.

Me imagino que ser un vocalista argentino te convierte en un bicho raro para el resto del mundo ¿sentís que tenes que pagar algún tipo de derecho de piso por ser sudamericano?

No sentí en ningún momento que me vieran como un bicho raro, es apenas un detalle para la gente de Europa o por lo menos, eso es lo que percibo hasta ahora. Tampoco sentí que tuviera que hacer un esfuerzo mayor por ser sudamericano, todo se dio muy naturalmente y cada vez que participo en algún festival o hacemos algún show la gente se acerca a sacarse una foto y demás de la misma manera que con el resto de los músicos europeos. Por ahí hay una alegría extra de alguno que sigue mi carrera y me conocía de antes porque se alegra de verme ahí en su ciudad. Hasta ahora todo el mundo me ha tratado muy bien y con mucho cariño, tanto músicos como público

Por último contanos brevemente en que situación esta Dreamchild ¿que te produce ser parte de la banda de DIo?

Es una sensación muy extraña, si bien me escribo muy seguido con Craig Goldy (Ndr. Último guitarrista de Dio) aún no conozco a ninguno de los muchachos personalmente así que a pesar de haber grabado un disco con ellos, es como si le pasara a otra persona y no a mí. Si lo pienso no puedo decir más que es un sueño hecho realidad, en breve viajaré a Los Angeles para filmar dos videoclips con la banda así que supongo que ahí caeré en la realidad.