Con Adam Zars de Tribulation: “Creo que la música pesada tendrá ciclos como todo lo demás del universo”

Entrevistas
Con Adam Zars de Tribulation: “Creo que la música pesada tendrá ciclos como todo lo demás del universo”
Texto: Carlos Noro

Por motivos geográficos o por ubicación económica dentro del mapa de negocios de la música pesada mundial, pocas veces Sudamérica tiene la posibilidad de recibir a los grupos en su momento de mayor explosión creativa y popularidad. Sin ser masivos, los suecos de Tribulation son uno de ellos, haciendo un ruido importante y generando cierta coincidencia en cuanto a la visión de los medios y público especializado: Down Below es uno de los discos que le encuentra una interesante vuelta a la música extrema incorporando desde referencias a cine de clase B hasta música psicodélica entre otras cosas que hacen que, escucharlos en vivo, sea toda una experiencia. La gran noticia es que en el mes de mayo los tendremos participando de dos festivales en los que solo hay que cruzar la cordillera para asistir. Chile los Tendrá participando del Evil Confrontation Festival, mientras que Argentina los tendrá en el Festival Jedbangers. Nosotros los tenemos en exclusiva para que nos cuenten de que se trata este presente tan interesante que están generando.

Más info del Evil Confrontation Festival acá

 Más info de Festival Jedbangers acá

Siempre me ha orprendido el hecho de que la mayoría de los músicos suecos se dediquen a su música a una edad muy temprana. ¿Existe algún tipo de política pública que respalde esto? ¿Cuál es tu experiencia con respecto a este tema?

No sé. Para ser sincero yo como cualquier sueco siempre se pregunta como hacemos para hacer tanta música y tan distinta. Estoy seguro de que tiene algo que ver con nuestras escuelas de música financiadas por el gobierno y el fácil acceso a lugares para ensayar, para perfeccionarnos, comprar intrumentos y todo lo que se necesita para ser músico. En Suecia, los adolescentes tienen bastante tiempo (no hay guerras, ni conflictos políticos, ni cosas por las que preocuparse) y, al menos antes de la llegada del smarphone e Internet, la gente hacía cosas con las manos y el corazón A menudo, ¡eso parecía terminar en esfuerzos creativos como comenzar una banda! (risas). Cuando las personas tienen tiempo para sumergirse en sus mundos internos, a menudo parecen traer de regreso algo creativo al mundo externo. Creo que ese tiempo hace la diferencia.

También me imagino que las experiencias de otros músicos te sirvieron de ejemplo cuando construiste tu propio camino. ¿Hubo alguien en particular que te aconsejó?

No en particularmente en Suecia, pero si vamos a mencionar a algunas personas que nos han ayudado a llegar al lugar donde estamos ahora, serían bandas como Watain y Behemoth las que nos llevaron a nuestras primeras giras grandes. Diría que nos acompañaron pero hicimos nuestro propio camino. No los llamaría mentores. Creo profundamente en la idea de que cada quien debe hacer su propio recorrido en este negocio.

Precisamente el camino musical que construiste de un disco a otro es realmente interesante, pero en este caso me llaman la atención los elementos psicodélicos que han incorporado en “Down Below”. ¿Hay alguien de tu propia escucha que te remite a esa idea?

Todo lo que escuchamos cuando éramos más jóvenes ha tenido la oportunidad de ser incorporado a la esfera de la Tribulation. hemos escuchado bastante (y todavía lo hacemos) cosas como Bo Hansson, The Doors y otra música psicodélica. Eso es probablemente de donde viene eso. También es una forma de hacer música donde el oyente puede con suerte sumergirse un poco más en el interior de las canciones. Queremos que lo que hacemos le llegue, lo conmueva y que sea efectivo. Casi como una de esas canciones que suenan como hits todos los días, pero sin que lo sea (risas)

Por otro lado, hay un sector bastante ortodoxo dentro de la música extrema y abrirse hacia otros caminos puede generar rechazo. ¿Te asustaba quedar atrapado en un círculo muy elitista?

Para nada, al contrario, creo que es deseable tener una visión elitista de su propio arte. Obviamente tienes que ser humilde con el resultado, pero un punto de partida "elitista" es simplemente positivo. ¿Quién querría lanzar algo mediocre? Esa es al menos nuestra meta, ¡aunque es una visión subjetiva! También debo decir que las personas que dicen que son elitistas en círculos de metal extremo o en otro lugar a menudo terminan no siendo tan elitistas. A escondidas escuchan otras cosas (risas). ¡Estoy convencido el arte es arte y debería tener altos estándares! Por lo que no me jode esa dimensión de la palabra elitista. La parte difícil entonces es mantener a esa audiencia ortodoxa. No creo que siempre lo hagamos ¡pero a veces se quedan! (risa

"Down Bellow" parece tomar e incluso profundizar la propuesta de "Children Of the Night". ¿Sentis que era el momento de darle un sonido propio e identificable a la banda?

Si. Estoy de acuerdo con lo que decís. Siempre vamos a lugares nuevos, y creo que también lo hicimos esta vez. La diferencia es que lugar estuvo más cerca. Nunca tenemos una visión muy clara de hacia dónde vamos con la música o el sonido, por lo que nunca podemos alcanzar un objetivo determinado. Solo podemos estar contentos con el lugar donde terminamos, y siempre hemos estado conformes con cada álbum que hemos lanzado. Las metas son usualmente importantes, pero la de Tribulation funciona de manera misteriosa. Llamalo química o como quieras pero esa es nuestra manera de funcionar.

Pienso en toda la idea de los géneros musicales y sigo encontrando bandas que eligen un camino de diversidad y libertad, experimentando sonidos extremos pero rockeros y también mezclando otros estilos sin miedo. ¿Sentís que el camino para la música heavy es volverse cada vez más innovadora?

Creo que la música pesada tendrá ciclos como todo lo demás en este universo. Para simplificar las cosas, creo que será así por un tiempo, entonces la gente se cansará de ello y volverá a sonar basura de los noventas (risas), luego volver a algo que es más tradicional, menos expansivo y así. Así dejará de pasar cierta cosa repetitiva que por ejemplo está sucediendo en los últimos diez años. Luego se irá y volverá, mientras la gente esté interesada en el heavy metal. Mientras, las diferentes corrientes de inspiración continuarán actuando de forma paralela entre sí. Algunas se notarán más que otras y así empezará la rueda. Entonces según en que punto estemos del ciclo no encontraremos con distinta música. Veremos que sucede

Leí en alguna parte que para un concierto en España usaste una canción de Edith Piaf como introducción mientras que, por otro lado, hay algo sobre tu música que recuerda la banda sonora de películas como Goblin. ¿Son estas otras formas de explorar musicalmente?

Usamos La Vie En Rose de Edith Piaf como la última canción antes de nuestra introducción durante la mayoría de los shows en nuestra primera gira de este año. Empezamos a hacerlo cuando estábamos en Francia, y luego nos gustó, así que seguimos haciéndolo. A la audiencia siempre pareció gustarle también. Goblin ha sido una gran inspiración desde el primer día y probablemente puedas escuchar eso más claramente en este álbum. Siempre tratamos de incorporar diferentes elementos en nuestra música para alcanzar una cierta atmósfera y cuando funciona lo mantenemos. Sino la tiramos. ¡Creo que podés usar cualquier cosa siempre que esté en el contexto correcto!

Van a estar en un festival en Chile, y luego en otro en Argentina. ¿Qué significa compartir con otras bandas y estar en festivales?

Depende de qué tipo de festival sea en realidad. Si se trata de un gran festival y estás apurado, realmente no te comunicas con nadie más. Después hay momentos como estos en los que estamos destinados a ser un poco más íntimos! ¡Será genial compartir el escenario con bandas como Bölzer y Pagan Altar! ¡Estamos realmente emocionados de venir a Sudamérica por primera vez!