Con Dustin Kensrue de Thrice: “Lo emocional no es lo opuesto a lo pesado”

Entrevistas
Con Dustin Kensrue de Thrice: “Lo emocional no es lo opuesto a lo pesado”
Texto: Carlos Noro

A pesar de estar considerados dentro de la escena posthardcore, los estadounidenses van mucho más allá de los límites que les impone un estilo en el que la velocidad, la distorsión y las construcciones caóticas son moneda corriente. De esos límites y de lo que implica sumar canciones sentimentales y melancólicas hablamos con el guitarrista, líder y fundador de los muchachos que dentro de poco estarán visitando por primera vez la argentina.

Thrice se presenta el martes 28 de agosto en Uniclub. Entradas acá

En los primeros álbumes parecía haber un énfasis en la velocidad y la distorsión mientras que en últimos álbumes la banda se centró en componer canciones más tranquilas y emocionales ¿Sentís que fue parte de un crecimiento musical?

Dudo que mi yo de 18 años esté de acuerdo en que las viejas canciones son menos emocionales, pero creo que entiendo a dónde vas con esto (risas). Definitivamente creo que la banda ha crecido musicalmente, pero también creo que es importante notar que no todo crecimiento es necesariamente mejor. Creo que siempre intentamos hacer la música que nos habla en ese momento, algo que en definitiva es el único camino posible que conocemos.

Me imagino que el cambio debe haber sido fuerte para muchos fanáticos. ¿Qué reacciones positivas o negativas percibiste?

Las opiniones de la gente suelen ser extrañas e inconstantes pero no tiene sentido tratar de perseguir a personas agradables. Al mismo tiempo, sin embargo, es muy alentador cuando las personas parecen entender lo que estás tratando de hacer y lo aprecian. Esa es la mejor respuesta.

Tal vez el último disco To Be Everywhere Is to Be Nowhere sea una síntesis entre lo emocional y lo pesado ¿Cómo logran el equilibrio entre un aspecto y el otro en las canciones en vivo?

A mí me parece que lo emocional no es opuesto a lo pesado pero si por emocional te referís a guitarras  y voces menos pesadas  o melodías discordantes, entonces estaría de acuerdo en que hay un rango o espectro de texturas en el álbum. Creo que sin ese espectro, nuestra música en general sería mucho menos interesante y cubriría menos terreno. Para shows en vivo, definitivamente siempre tratamos de aportar una gran energía al set, pero a menudo son las canciones menos agresivas las que tienen algunos de los momentos más conectados y realmente proporcionan el contexto adecuado para las canciones más pesadas. Creo que en ese punto está la verdadera propuesta de la banda.

 

Para muchos Vheissu es el álbum que comenzó el nuevo sonido del grupo incorporando ritmos electrónicos, teclados y un sonido experimental. ¿Qué recordás de ese momento? ¿Trataste de crear algo "realmente nuevo"?

Estábamos realmente decididos a poder hacer cualquier cosa y hacer todo lo que realmente deseábamos musicalmente. The Artist In The Ambulance (Ndr. Disco anterior al nombrado) fue un buen disco, pero teníamos una agenda ajustada con giras que habíamos planeado y terminamos sintiéndonos como si no hubiéramos podido explorar todo lo que queríamos, así que estábamos muy decididos a hacerlo en Vheissu. Por cierto, creo que el enfoque para escribir el último disco fue bastante parecido a lo que sucedió en aquella época. Tal vez por eso estamos tan contentos por el resultado.

Después de Major / Minor el grupo se separó por un tiempo. ¿Qué pasó en ese momento?

La versión corta es que tuvimos un ritmo constante durante trece o catorce años sin descanso. Eso fue un gran desgaste. A pesar de lo difícil que fue para todos de diferentes maneras cortar con la banda, el descanso fue muy útil y nos ha llevado al punto en el que sentimos una gran emoción por haber construido desde la banda un lugar mucho más fresco y saludable. Creo que es el espacio más cómodo que hemos vivido como grupo.

 Siempre fueron una banda interesada en el contexto social y político. ¿Qué pensás de la  política que está implementando Trump? ¿La música es una forma de ejercitar la libertad y luchar contra lo que pasa?

Estamos consternados y avergonzados por él diariamente. Estamos desanimados por su falta de cuidado para todo tipo de personas, así como por su desprecio por el medio ambiente, la reputación y seguridad de nuestro país. Esa es nuestra definición. La música es definitivamente una forma de ejercitar la libertad. Siento que este nuevo registro específicamente es muy oportuno para el estado actual del mundo porque abre el juego a pensar esa dimensión.

La nueva canción llamada "The Grey" propone combatir la visión Maniquea que dice "todo tiene que ser blanco o negro". ¿Cómo definirías esa llamada de posicionamiento denominada "el gris"?

Es interesante, pero solo personas de Sudamérica me mencionan el maniqueísmo con relación a esta canción. Lo cierto es que no viene desde ese lugar. Se trata más sobre la forma en que clasificamos el mundo en distintas categorías binarias para sobrevivir, y luego cómo empezamos a creer que nuestra clasificación refleja una realidad más profunda. La realidad es siempre mucho más compleja y contextual y matizada: gris. Ese es el mensaje y nuestra propuesta. Ahora bien si eso es combatir el maniqueísmo, ¡es tu interpretación! (risas)

El grupo incluye algunas referencias religiosas en sus letras. ¿Qué mensaje querés dar?

No quiero comunicar ningún mensaje específico, sino que siempre trato de escribir de una manera muy honesta sobre las cosas que son importantes para mí. Debido a esto, mi fe o duda o ambas influyen en mi escritura un poco, y de manera muy diferente en diferentes momentos. El resultado son canciones que relatan lo que me pasa. No busco dar una mirada trascendente o definitiva, no es mi objetivo.

 Forman parte de un grupo de bandas que comenzaron a tocar a principios del año 2000. ¿Con qué otras bandas sentís que hablas el mismo idioma musical?

Yo diría que sentimos afinidad con las bandas que no necesariamente deberían ser iguales, pero que tienen la misma sinceridad y corazón. Las bandas con las que sentimos una cercanía y afinidad con ese período de tiempo que primero nos vienen a la cabeza serían Hot Water Music y Cave In. Ambas son bandas increíbles que crean sus propios caminos a su manera.

Es la primera vez en Sudamérica. ¿Cuáles son tus expectativas?

Estamos realmente, pero realmente entusiasmados por ir. Siempre he escuchado que los shows son alucinantes por esos lados, así que supongo que algo así sucederá. ¡Nos vemos pronto!