Los ganadores del prime time

Crónicas | Television
Los ganadores del prime time
Texto: Laura Castelvi. Edición: Carlos Noro | Fotos: Jorge Sebastián Noro
Sábado, 27 Abril, 2013
Mar, 23/04/2013 - 21:00
Teatro Vorterix ?

Los legendarios neoyorkinos, aquellos que dieron sus primeros pasos en el mítico CBGB, los mismos que compartieron escena con Patti Smith, Ramones, Talking Heads y cimentaron la movida new wave, desplegaron lo que sólo 40 años de historia pueden brindar: Magia.

Los dos accesos al Teatro tenían sus respectivas larguísimas filas. Tanto para aquellos que compraron sus entradas a último momento como para los que fueron previsores y la adquirieron con anticipación, la consigna era esperar un rato. Esto hacía suponer que dentro la cantidad de gente sería importante. Así fue. Luego de traspasar la puerta, la circulación por el lugar se hizo muy complicada y ni hablar de intentar acercarse al escenario. Eso, fue una misión que  imposible de realizar. Entre el tumulto se visualizaban remeras de Ramones, Bowie, Sex Pistols, algunos super lookeados, otros menos, muchos con alguna bebida y entre medio de todo esto, el murmullo de todos juntos que superaba ampliamente la música que estaba de fondo.  Por suerte no hubo que esperar demasiado para que empiecen a sonar las primeras palmas, indicio de que ya era momento de que se abriera el telón. 
 
A los dos primeros temazos se le agregó "The Fire" con un Verlaine desplegando improvisación y sutileza vocal, al mando de la guitarra y dando rienda suelta a la canción. Con estos tres primeros títulos en público quedó encantado sin saber que aún faltaba una decena más.
 
A los 27 minutos de las 21hs  se apagaron las luces y, cual Iglesia llamando a  misa, comenzaron a sonar las campanadas que indicaban que el show estaba  dando sus primeros pasos, a eso se le sumaron los primeros acordes de Tom Verlaine, el bajo de Fred Smith, los golpes de bateria de Billy Fica y le siguió Jimmy Rip en segunda viola, todo eso dio como resultado una ovación ensordecedora. Los aplausos continuaron cuando el primer tema comenzó a rodar y el elegido fue "Prove it", del disco debut Marquee Moon (1977), que calentó el lugar más de lo que estaba, Verlaine se dejaba llevar e incluso dejando el estribillo a cargo de los fans. Como suele ocurrir en un lugar repleto, mientras arriba sonaba "1800 Or So", del disco homónimo  (1992), abajo transitaba gente en los dos sentidos: para adelante, deseando acercarse al escenario y para atrás  huyendo del calor. Más allá de estos pormenores, lo que estaba pasando en el Vorterix era digno de disfrutar. A los dos primeros temazos se le agregó "The Fire" con un Verlaine desplegando improvisación y sutileza vocal, al mando de la guitarra  y dando rienda suelta a la canción. Con estos tres primeros títulos en público quedó encantado sin saber que aún faltaba una decena más.
 
En líneas generales el sonido fue bueno, el bajo de Fred Smith, por momentos, se hacia escuchar más de lo necesario tapando los susurros del frontman, hubo un poco  de acople en algún que otro tema  pero eso no logró hacer mella a una noche cargada de joyitas musicales. Recorrieron sus tres discos, lograron crear una atmósfera que rozaba la psicodelia sostenida en los solos de guitarra junto a la profundidad del bajo y a las letras enunciadas en su momento justo (haciendo un curioso efecto en el que en ocasiones la línea vocal desaparecía y le dejaba paso a los instrumentos pero al instante regresaba para susurrar y continuar).
 
Versionaron "Glory", del larga duración "Adventure" (1978), hubo lugar para el single "Little Johnny Jewel" de una profundidad y duración un tanto cansadora, si el oyente no es un fan de la primera hora. Jimmy Rip (para los que no lo saben, vive en Argentina desde hace un largo tiempo), con su voz grave, dio inicio a "Persia" a la que luego se sumaría Tom Verlaine y las dos guitarras generando gritos  de un público fascinado y arengado por el mismo Rip que empuñó ambos brazos en lo alto en una de las pocas demostraciones de euforia de parte de los músicos. El show siguió dando la pauta que los temas más festejados fueron los que forman parte del primer disco, esto adquirió plenitud cuando largaron con "Venus" en el que los aplausos y gritos lograron un nivel hasta ese momento pocas veces alcanzado.
 
Para cerrar la noche no tuvieron mejor idea que hacerlo con "Marquee Moon", esa canción que no podía faltar, tal vez por ser la más popular haciendo que esa heterogénea audiencia festejara por igual. Hubo lugar para los clásicos bises, que fueron dos temas de la banda Count Five , de garage rock, "I´gonna find you" y una hipnótica versión de "Psychotic reaccion". Así se despidieron dejando a los allí presentes pidiendo por más. 
 
Las luces se prendieron, algunos ya iban saliendo pero una gran cantidad no despegaba los pies del piso porque había ganas de seguir viendo Television. La gente de seguridad fue invitando a dejar el lugar y las caras de felicidad de los allí presentes evidenciaban que el programa fue un éxito. A juzgar por las expresiones, a partir de ahora ver tele no es tan malo. Más con espectáculos como estos.
, , , ,