Con Jimmy Bower de Eyehategod: “Hacemos un blues bien distorsionado e hijo de puta”.

Entrevistas
Con Jimmy Bower de Eyehategod: “Hacemos un blues bien distorsionado e hijo de puta”.
Texto: Carlos Noro | Fotos: photo by Rainer Peterson www.flickr.com/pixelpez (Facebook Eyehatedgo)

A pesar que ya lo hemos tenido en argentina detrás de los parches de Down, Eyehategod es la banda de toda la vida de nuestro protagonista; una de las propuestas más corrosivas, densas, pesadas y rifferas que se pueden encontrar en la actualidad. Aprovechamos la primera vez en Sudamérica (nuestros hermanos chilenos los tendrán el 4 de octubre en el espacio San Diego, mientras que nosotros los tendremos el 5 de Octubre en The Roxy Live en el marco del Noiseground Festival) para que nos cuente de esta nueva vida de una banda que entre otras cosas tuvo que atravesar un trasplante de hígado de su cantante Mike Williams que lo tuvo cerca de la muerte.

Si querés comprar entradas para el show en argentina. Clickeá acá.

Si querés comprar entradas para el show en chile. Clickeá acá.

Cuando comenzaron con Eyehategod me imagino que no había demasiadas referencias con relación a otros grupos que tuvieran “ese” sonido que ustedes tenían ¿Qué escuchabas en esa época?

Cuando nos juntábamos, algo que era casi todo los días escuchábamos muchísimo Melvins y Black Flag. Luego fuimos escuchando Swans, Witchfinder General, Saint Vitus, Carnivore. Cosas bien pesadas pero con algo, por decirlo de alguna manera, raro u original. Por ejemplo había un grupo local que se llamaba Graveyard Rodeo que era recontra heavy y nos encantaba. Ahora que hago memoria también me gustaba mucho Exhorder. ¡Lo loco es que casi todo esto me sigue gustando! (risas)

A partir de eso que escuchaban nació esto que muchos llaman sludge para definir lo que hacen ¿Qué te produce esa denominación?

Es medio difícil que la gente no encuentre maneras de nombrar la música que escucha. Sludge es una manera de nombrar lo que hacemos pero para nosotros no significa mucho. Creo que somos una banda de blues, el tema es que nuestro sonido es  como si estuviéramos caminando sobre mantequilla de maní, algo que ninguna banda de blues hace (risas). Cuando respondo esto la gente se me queda mirando y ¡Yo me rio pensando que es lo que estarán imaginando!

Phil Anselmo siempre fue un impulsor de la música de ustedes al igual que de otras bandas ¿Cómo sentís ese gesto siendo que él estuvo tantos años siendo parte de la escena pesada más mainstream?

A Phil lo conocemos desde que éramos chicos, por lo que para mí primero que todo es un amigo.. Para nosotros es medio complicado pensar en él como en alguien famoso o hiper conocido, es alguien que se crió con nosotros y fuimos creciendo juntos. Por eso también siempre estuvo ligado a nuestra música y se enganchó con lo que hacíamos. Por otro lado siempre le dio bola al under. Es un tipo hiper curioso por lo que no me llama la atención que nos haya ayudado a nosotros y a un montón de bandas a lo largo del tiempo. Tiene una gran generosidad y es admirable eso.

Tanto Phil Randy Blythe  (Lamb Of God) dieron una mano cuando Mike estuvo enfermo ¿Cómo fue la experiencia de compartir las canciones de Eyehategod con ellos?

La verdad fue un gran gusto a pesar de la razón por la que entraron a cantar con nosotros. Hicieron un trabajo genial porque conocen la banda, son fans y tienen la actitud para cantar estas canciones. Además dieron muestra de que son verdaderos amigos, de esos que aparecen y están ahí cuando más los necesitas. Para nosotros fueron una serie de momentos inolvidables,

Por otro lado  Mike  a pesar de estar muy grave volvió a ser parte de la banda ¿Qué cosas cambiaron luego de pasar por este momento?

Brian (Ndr.Patton guitarrista) dejó la banda en 2017 y ahora somos un cuarteto por lo que yo soy el encargado del ruido (risas). De alguna manera su salida y la recuperación de Mike empezaron una nueva vida para nosotros. Es una gran bendición ver a Mike saludable y con ganas de hacer música. Creo que eso nos da ganas de tocar cada día. Imaginate que Mike y yo empezamos esta banda hace ¡30 años! Es imposible pensarla sin estar juntos. Si en algún momento termina es porque los dos lo decidimos. El corazón de la banda somos los dos.

A pesar de que por momentos hay similitudes en cuanto a ciertos sonidos en Superjoint ritual y Down se nota que tu aporte para cada banda es distinto ¿Cómo elegís las canciones que van para cada banda?

No hay mucho que explicar, medio que es algo que fluye casi con naturalidad. De alguna manera cada riff va apareciendo en los ensayos y no son demasiado pensados. Es algo que se da de manera directa y espontánea. Es claro que en mi cabeza cada banda tiene su sonido por lo que intuyo rápidamente para que lado encarar. ¡Jamás se me cruzan los cables! (risas).

Luego de todo el proceso que atravesó Mike habían empezado a grabar canciones para un disco nuevo ¿En qué quedo todo ese proceso?

Vamos a grabar antes de fin de año. La razón principal por la que no entramos al estudio es porque estuvimos girando un montón por lo que estuvimos re contra ocupados. Creo que eso también es una fuente de inspiración para grabar por lo que lo tomamos como parte del proceso. ¡Tenemos ganas de sacar nuevas canciones!

Es muy loco como en NOLA (Nueva Orleans) ustedes mantienen una relación de amistad entre músicos y participan en varias bandas ¿Te parece que hay nuevas generaciones que puedan seguir con esta manera de entender la música y la amistad?

¡Por supuesto! Nola no es muy grande y eso hace que se forme una escena única con sus propios códigos. Tenés que venir y te vas a encontrar con una escena muy fuerte donde siempre hay nuevas bandas y muy interesantes ¡Investigá! (risas).

Eyehategod siempre fue una banda que estuvo en contra del sistema ¿Cómo te gustaría que la recuerden?

Como que hicimos el blues más hijo de puta, distorsionado pero con los pies en la tierra de la historia (risas)

,